jueves, 12 de noviembre de 2015

Preguntas incómodas en el filme: Mientras somos jóvenes


A más de una persona le ha pasado que padres, amigos y conocidos les hacen esas preguntas incómodas de las que no se tiene escapatoria: ¿Cuándo te vas a casar? ¿Cuándo vas a tener hijos? ¿Cuándo me harás abuela?

Aunque parece que esos cuestionamientos desaparecen con el tiempo, se transforman en otros y sus respuestas muchas veces suelen provocar más peleas que alegrías para los implicados.

Parte de esos planteamientos de vida son vistos en Mientras somos jóvenes, cinta dirigida por Noah Baumbach que cuenta con las actuaciones de Ben Stiller, quien brinda un papel que se disfruta de principio a fin, y Naomi Wats, quien muestra su lado más cómico y relajado, además de otros actores como Adam Driver, Amanda Seyfried y Charles Grodin.

La trama parte desde la perspectiva de una pareja de cuarentones casados, con una vida hasta cierto punto “resuelta”, pero que carece de emociones que la saque de lo ordinario y, aunque no parezcan buscarlo, están ávidos de vivir algo nuevo.

Josh (Stiller) es un veterano director de documentales que sufre de un bache intelectual y su esposa Cornelia (Wats), es una mujer cuyo reloj biológico siente que le acecha cada día, pero todo eso cambiará cuando lleguen a su vida Jamie (Driver) y Darby (Seyfried) una pareja de veinteañeros que pondrán su mundo de cabeza.

Pese a la resistencia que en un principio Cornelia tiene respecto a la relación que su marido desarrolla con ellos, eventualmente descubrirá que una nueva chispa se ha encendido en él, lo que la llevará a querer conocerlos y descubrir por qué su ingenio y alegría lo han cambiado tanto. Inevitablemente, ambos vivirán situaciones que nunca imaginaron y cambios que influirán hasta la manera en la que visten, su comportamiento y una clase de hip hop, la cual, dicho sea de paso, te arrebatará una carcajada.

Otro ingrediente que se suma en la cinta son las amistades de ellos, quienes al ver que sus amigos se animan a experimentar cosas nuevas para salir de su zona de confort, harán una pequeña intervención para hacerles ver que aun cuando intenten convivir con personas de otra generación, “la ley de la vida” marca que sigan un camino contrario al que han decidido tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario