lunes, 19 de octubre de 2015

Tecnología provocó que nuevo cine sea deficiente

El nuevo cine boliviano, que surgió gracias a los avances tecnológicos de la época, tiene deficiencias, lo que ha generado una especie de duda en el público boliviano, que antes tenía confianza y seguridad en la calidad de las producciones.
El criterio fue expresado por el connotado cineasta boliviano y director del grupo Ukamau, Jorge Sanjinés Aramayo, en ocasión de recordarse en Bolivia el Día Internacional del Cine, el tercer martes de octubre.
“Hay un cine boliviano que es de tradición, que ha costado el esfuerzo y el cuidado de varios realizadores bolivianos, no solamente gente del grupo Ukamau, sino realizadores importantes como Antonio Eguino, Paolo Agazzi y otros”, dijo.
Sin embargo, Sanjinés señaló que ha surgido un nuevo cine joven que ha sido realizado por gente sin experiencia, labor que fue facilitada por los avances de la tecnología de la época, lo que provocó que sea “un cine deficiente”.
El Director del grupo Ukamau agregó que eso ha contribuido a crear una imagen muy pobre del cine boliviano.
“Eso ha sido contraproducente porque la confianza y la seguridad que tenía el espectador nacional en el cine boliviano se ha puesto en duda y ahora nos va a costar recuperar la confianza, devolviéndole un cine de verdad”, aseveró.
Pese a ello, consideró que han surgido talentos y es agradable que los cineastas bolivianos no sean pocos, como antes, sino que haya más jóvenes con proyectos propios, interesantes y lúcidos. “Ellos van a darle a Bolivia un nuevo cine”, precisó.
Sanjinés recomendó a las personas que comienzan a incursionar en este arte, que tengan mayor rigor, tomando en cuenta que la nueva tecnología está provocando que el cineasta no tenga esa característica que se tenía antes.
“Para largar una orden de acción en una escena, teníamos que pensarlo mucho porque trabajábamos con negativo sensible que costaba mucho dinero, pues era material de 16 ó 35 milímetros, importado de afuera”, aseveró Sanjinés.
Sostuvo que ello implicaba también que esas escenas se ensayen mucho. “Ahora no, la nueva tecnología no exige tanto rigor y eso daña muchas veces una película”, subrayó.
Sanjinés es director y guionista de cine boliviano; director del Grupo Ukamau. Fue ganador en los Premios ALBA en la categoría de las Letras y de las Artes en su segunda edición. Tiene varias producciones nacionales y prepara otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario