sábado, 24 de octubre de 2015

Natalia López: la boliviana destaca en la edición de cine


Cuatro importantes películas del cine latinoamericano en los últimos 10 años han tenido el trabajo de edición de la boliviana Natalia López Gallardo, esos filmes son los mexicanos Luz silenciosa (2007), de Carlos Reygadas; Post tenebras lux (2012), dirigida también por Reygadas; y Heli, de Amat Escalante; y el argentino Jauja (2014), de Lisandro Alonso.
López lleva 15 años viviendo en México y accedió a esta entrevista con EL DEBER a propósito de la exhibición de Jauja esta semana en el festival de cine Fenavid, en Santa Cruz.
“Cuando me vine a México no había hecho ningún trabajo de cine en Bolivia, estudié Arquitectura antes de esto. En México ingresé a la escuela de cine y a partir de ese momento estuve involucrada en diferentes producciones”, explicó López, de 35 años, formada en el Centro de Capacitación Cinematográfico (CCC).

El proceso de edición
López ha sido editora y montajista en más de una decena de películas. “Siempre trabajé en la edición, desde que dejé la escuela de cine, viendo todo el recorrido de la película en la pos producción”, señaló López, que está casada hace 10 años con Carlos Reygadas, uno de los mejores cineastas mexicanos de los últimos años.

Con Reygadas tienen desde hace cuatro el estudio de pos producción Splendoromnia, que es donde López pasa la mayor parte de su tiempo.
“Para mí ha sido un honor muy grande trabajar con todos los directores con los que he estado, cada uno ha sido muy diferente”, comentó López, que ha tenido la oportunidad de ser jurado en varios festivales de cine de México. “Algunos te entregan su película, tú la editas y solo dan algunas opiniones; otros están involucrados en el visionado del material hasta cada uno de los cortes”, agregó la cineasta.

López dijo que el trabajo con Reygadas es muy especial, porque además de conocerlo bien y tenerlo cerca, lo considera un excelente director. “Es muy interesante trabajar con él porque no solo hago la labor de editora sino que aprendo mucho. En las películas de Carlos el concepto de cine de autor se pone en práctica, él realmente hace todo”, acotó López.
Los procesos de edición son todos largos, en general, no ha habido una película en la que la boliviana no haya estado menos de seis meses. Con Heli, de Amat Escalante el proceso fue de ocho meses.

Su trabajo en Jauja
“Con Lisandro (Alonso) estuvo muy interesante porque hicimos un montaje a distancia, él no estaba en México, entonces, lo que yo tenía era el material de la película, e iba comentándosela por carta con todos los comentarios, él me respondía con otros comentarios e iba transformando la película. Estuvo muy interesante, porque a pesar de tener la guía constante del director él no estaba presente, entonces, de alguna manera me sentí más libre, a pesar de que Lisandro tenía las ideas bastantes claras a lo que quería llegar”, dijo López.
Si bien no ha tenido la oportunidad de seguir mucho el cine boliviano actual, López piensa que sería muy bueno tener contacto con directores nacionales y poder colaborar con ellos. A su país natal mencionó que procura venir una vez al año al menos.

Recientemente acabó la edición de una película de terror, luego trabajará en una nueva producción de Reygadas, y en unos meses quiere iniciar su primer filme como directora

No hay comentarios:

Publicar un comentario