miércoles, 28 de octubre de 2015

Francisco, El Padre Jorge


A través de la periodista Silvia Abascal que está escribiendo un libro sobre el Papa Francisco, recorremos la emocionante vida del padre Jorge en su permanente lucha contra la pobreza, la prostitución, la explotación laboral, la droga y la corrupción. Desde el adolescente que descubre su vocación hasta el jesuita elegido Papa, descubrimos la misma calidez, buen humor y sabiduría con la que el Papa asombra hoy al mundo.

ARGUMENTO

Durante el cónclave de 2005 en Roma, una joven periodista española, no creyente, conoce al arzobispo de Buenos Aires.

Le llama la atención que resulte el segundo más votado en la elección del Papa y también los intentos por desprestigiarlo entre los demás cardenales.

La periodista se traslada a Buenos Aires para hacer una serie de notas.

Poco a poco, va descubriendo que el padre Jorge es, ante todo, un cura cercano, austero y un trabajador infatigable.

Es un cura que vive mezclado con la gente siguiendo las enseñanzas de Jesús y por eso viaja todo el tiempo en el transporte público.

A través de los ojos de la joven, entramos con el arzobispo de Buenos Aires a las villas de emergencia donde los pobres lo adoran, a sus luchas contra la trata de personas, contra el trabajo esclavo y contra la corrupción esté donde esté.

El padre Jorge termina ayudando a la periodista, como lo haría con cualquier otro que lo necesitara, a desatar los diversos nudos que van ensombreciendo su vida personal.

Los entretelones del cónclave del 2013, los vemos a través de los ojos de ambos. Así se llega al momento en que ese cardenal, auténtico pastor durante toda su vida, es elegido Papa.

La elección del nombre de Francisco es coherente con toda una vida como cura que ha estado regida por lo que está en el centro mismo del evangelio: la pobreza y la lucha por ayudar a los más necesitados.

Todos los momentos de la vida del padre Jorge, así es como siempre ha querido que se lo llame, que se ven a través de la periodista están teñidos por la misma visión conmovedora, renovadora, sabía, misericordiosa, con la que el Papa viene asombrando a sus fieles.

LA PRODUCCIÓN

Beda Docampo (Amores Locos, Quiéreme) dirige la primera película sobre el Papa Francisco a quien da vida el actor argentino Darío Grandinetti (Relatos Salvajes, Hable con ella).

Cuenta también con las interpretaciones de Silvia Abascal (A mi madre le gustan las mujeres, La dama boba), Carlos Hipólito, Emilio Gutierrez Caba, Leticia Bredice, Marta Belaustegui y Valeria Lois. Producida por Pablo Bossi (Gloriamundi), ha sido rodada en Buenos Aires, Roma y Madrid, escenarios reales donde tuvieron lugar los hechos que se relatan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario