miércoles, 9 de septiembre de 2015

Everest’: Una aventura trágica en el techo del mundo


Everest revive la trágica expedición a la cumbre más alta del planeta (el Everest, 8.848 metros) de un grupo de montañistas aficionados que hicieron cima el 10 de mayo de 1996 y fueron sorprendidos en el descenso por una terrible tormenta.

Ocho de las personas que intentaron aquel ascenso perecieron, incluidos los dos guías principales, Rob Hall y Scott Fischer. Fue el peor balance de muertes registrados en un solo día en el Everest. La historia fue inmortalizada en varios libros escritos por algunos de los supervivientes y adaptada ahora al cine en 3D.

El estudio contrató al islandés Baltasar Kormákur (Contrabando, Dos armas letales) quien se propuso hacer una película que capturara la esencia del drama, -el ‘Titanic’ del montañismo-, según el actor Josh Brolin, que intepreta a un tejano que escapa de la depresión trepando cumbres.

Además de Brolin, Kormákur logró sumar a Jake Gyllenhaal, Jason Clarke, Emily Watson, John Hawkes, Robin Wright, Sam Worthington, Keira Knightley y Michael Kelly, reparto estelar para una obra coral donde el principal protagonista es la montaña.

“Fue un viaje descomunal de gente muriéndose y queriendo vivir en unos lugares extraordinariamente inhóspitos”, comentó Clarke (Terminator Génesis), que se puso en la piel de Hall.

“Es una película en la que la madre naturaleza gana”, apuntó Gyllenhaal que hace de Fischer.

En pos del realismo y de llevar a la audiencia a un lugar donde la mayoría nunca irá en su vida, según reflexionó el realizador, se planteó una filmación en condiciones precarias para los estándares de Hollywood, un factor que lejos de asustar al reparto, fue un aliciente.

Everest se filmó entre Nepal, Italia y Reino Unido. Los intérpretes rodaron a más de 4.800 metros de altura por la cordillera del Himalaya, si bien las secuencias de aproximación al Everest se grabaron en el glaciar Senales en los Alpes, donde el equipo sufrió una de las nevadas más intensas registradas en la zona.

A pesar de ser una producción de Hollywood, las estrellas tuvieron no solo que aclimatarse a la altura y a las caminatas, también a la falta de comodidades.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario