miércoles, 12 de agosto de 2015

Cada escuela tiene su espíritu: La horca


GALERÍA(2)
[Move to Panel 1]

INTRODUCCIÓN

Veinte años después de que un accidente causara la muerte del protagonista en una obra escolar, los estudiantes de la misma escuela reviven la fallida producción en un equivocado intento de honrar el aniversario de la tragedia, pero descubren que algunas cosas no deben ser perturbadas.

La cinta es protagonizada por Reese Mishler, Pfeifer Brown, Ryan Shoos y Cassidy Gifford, todos bajo la dirección de Chris Lofing y Travis Cluff, que también escribieron el guión.

NOTAS DE PRODUCCIÓN

En 1993, el estudiante de secundaria Charlie Grimille murió ahorcado en un extraño accidente durante la producción escolar de Beatrice High, La horca. Veinte años después, tal parece que Charlie al fin recibirá su ovación. Y su venganza.

En la víspera del reestreno de la obra, los estudiantes Reese, Pfeifer, Cassidy y Ryan pasan la noche atrapados en el auditorio de la escuela sin posibilidad de llamar por ayuda. Si Charlie se sale con la suya, podría ser su última noche con vida.

Escrita, dirigida y producida por Chris Lofing y Travis Cluff, y grabada del todo fuera del sistema de Hollywood, la cinta de horror La horca llegó a la gran pantalla gracias a que los realizadores usaron un sistema más pequeño -la computadora- y su propio ingenio.

Lofing declara, “A Travis se le ocurrió el concepto inicial y lo desarrollamos a partir de ahí hasta tener un guión básico. Luego grabamos un promocional más que nada para ver cómo sería, ver si nos daba miedo”. “También lo usamos para recolectar fondos y poder grabar el resto de la película”, bromea Cluff.

De los dos, Lofing confiesa ser el verdadero fan del cine de horror. “Siempre he usado esas películas como inspiración creativa. Travis proporcionó una perspectiva más empresarial. De inmediato vio las ventajas de hacer algo con poco presupuesto y el horror es fácil de esa forma”.

Cluff confirma, “Básicamente no teníamos presupuesto, así que buscamos cómo hacerlo. Fue cuando a Chris se le ocurrió la idea de hacerlo al estilo de grabaciones encontradas, lo que nos permitió hacer lo que queríamos en cuanto a historia y producción”.

Lofing y Cluff se conocieron cuando Lofing, con 19 años, fue a Fresno, California, para grabar un cortometraje -su tesis, de hecho- y Cluff se unió a la producción como extra. Cuando Cluff asistió al estreno en Los Ángeles, se impresionó con el resultado final y le solicitó a Lofing volver a trabajar juntos. El par formó su propia compañía, Tremendum Pictures, y La horca es su primera colaboración profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario