jueves, 2 de julio de 2015

Taller: cine boliviano requiere fondos estatales

Con una inversión considerable lograda a través de un trabajo colaborativo, el V Taller Internacional de Guion Bolivia Lab –que se desarrolla en Cochabamba desde el lunes pasado hasta mañana–, reúne a 14 jóvenes cineastas latinoamericanos que mejoran sus historias gracias al asesoramiento de los expertos Carlos Azpurua, Paulo Roberto de Carvalho, Natalia Smirnoff, Carlos Maga, Miguel Urrutia y Liliana Tavera.

Ayer pudimos conversar con cuatro de los guionistas: los argentinos Juan Pablo Di Bitonto y Agustina San Martín, la productora del colombiano Juan Lorza y el mexicano Jaime Fidalgo.

Juan Pablo Di Bitonto, que trabajó en la edición de cuatro películas bolivianas: “San Antonio”, “Ivy Maraey”, “Our Fight” y “Norte Estrecho”, trabaja actualmente en su propio guion, “El Espíritu de la Apacheta”, que es la historia de una familia que se reúne todos los años en agosto (el mes de la Pachamama) en el cerro Zapaleri, ubicado en un punto tripartito que une Bolivia, Argentina y Chile, para rendirle culto a la Niña de Luz.

Di Bitonto es asesorado por Paulo Roberto de Carvalho y estima necesitar unos 670.000 dólares americanos para convertir su idea en una película, y cuando se le pregunta si podrá conseguir ese dinero, Juan Pablo responde: “Yo creo que sí es posible.

Por suerte Argentina tiene fondos estatales y estaría bueno que Bolivia también empezara a tener fondos estatales que apoyen al cine”.

Para desarrollar “El Espíritu de la Apacheta”, Di Bitonto ha aplicado a programas de financiamiento del Inca (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina) y también a Ibermedia. “En este momento estamos esperando respuesta”, dice.

Agustina San Martín trabaja sobre “El Silencio del Mambue”, una historia que se desarrolla en la selva (frontera Argentina-Brasil). Este largometraje costará unos 600.000 dólares y el guion lo está mejorando en Cochabamba con la asesoría de Natalia Smirnoff.

“En vos confío”, del colombiano Juan Lorza, trata de un sacerdote que pone a prueba su fe después de que la guerrilla de las FARC asesina a una familia que estaba bajo su protección.

El trabajo del mexicano Jaime Fidalgo, “Levantón”, es un thriller psicológico con tinte de humor negro sobre dos doctores que son “levantados” (secuestrados) en la carretera y hace todo por escapar de sus captores.

“Hacer cine con lo que hay”

Con Argentina como país invitado de honor, uno de los atractivo del V Taller Internacional de Guion Bolivia Lab que se desarrolla en el Centro Simón I. Patiño es el Taller de Cine Recursivo que “busca hacer cine con lo que hay, aprovechando la tendencia digital”, dice Mariela Vargas, organizadora en Cochabamba del Bolivia Lab.

Los responsables de este taller son los colombianos Miguel Urrutia y Liliana Tavera, quienes enseñan a los asistentes –18 alumnos que provienen de Cochabamba, La Paz, Tarija Y Oruro– a crear sus propios equipos.

Entre los expertos internacionales también destaca el brasileño Pablo Roberto de Carvalho promotor de una Festival de Cine Latinoamericano en Alemania, además de programador de otros festivales como el de Cannes. Durante los talleres, Carvalho ha hablado a los participantes sobre los requisitos necesarios para que una película pueda entrar a un festival.

El Taller Internacional de Guion se realiza en Cochabamba desde el 2002 y según Mariela Vargas, entonces “la gente no tenía mucho conocimiento (sobre la elaboración) del guion” y poco a poco aumenta el interés del público tanto para participar de los talleres como para ver las muestras de cine que también son parte de este proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario