miércoles, 17 de junio de 2015

Un viaje por la mente: Intensamente

De un atrevido viaje en globo por encima de las nubes a una metrópoli repleta de monstruos, el director Pete Docter, ganador del Premio de la Academia (Monsters Inc., Up) ha llevado a los espectadores a lugares únicos y desbordantes de imaginación. En Intensamente, la película original de Disney/Pixar, nos conducirá al lugar más extraordinario de todos: el interior de la mente.

¿En qué estará pensando?

Esa es una pregunta que se hacen los padres de todo el mundo que tienen hijos adolescentes. Y es lo que le ocurrió al director Pete Docter, ganador del Oscar, con su hija Ellie.

“Mi hija fue la voz de la joven Ellie en Up, aquella niña tan decidida y turbulenta. Y en esa época se parecía muchísimo al personaje”, dice Docter. “Pero cuando empezamos Intensamente, Ellie ya tenía 11 años y se había tranquilizado bastante. Así que me puse a pensar en qué le pasaba por la cabeza y por qué estaba cambiando”.

Pero entonces Docter recordó cómo era él a esa edad. “Fue bastante duro”, dice. “La burbuja de la inocencia infantil estalla y de repente estás en un mundo adulto en el que te juzgan y esperan que te comportes de otra manera. Quieres ser guay, pero la verdad es que no sabes muy bien lo que significa”.

EL MOMENTO DE LAS EMOCIONES

Desde el principio, a Docter le gustó la idea de meterse dentro de la mente, poniendo a prueba la imaginación de los mismos realizadores que llevaron al público a Monstruópolis y después al cielo bajo un ramillete de globos. “La idea me pareció muy divertida”, dice el director. “Quería explorar la versión abstracta, no adentrarme en el cerebro sino en la mente. Me pareció que encajaba muy bien con la animación”.

Al final, la idea de que los personajes encarnaran emociones dio lugar a la historia de Intensamente”. Y Ellie, su hija, sirvió de inspiración para crear a Riley, una niña del Medio Oeste americano de 11 años a la que le encanta el hockey. Es una niña feliz hasta que su familia se muda a la enorme e intimidante ciudad de San Francisco. Sus emociones, que dirige la energética Alegría, están dispuestas a ayudar a Riley a superar una época de transición bastante complicada. Pero aunque la vida de Riley está en la base de sus emociones, los realizadores dicen que este filme no se centra en la historia de Riley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario