miércoles, 17 de junio de 2015

Jurassic World. Mundo Jurásico’, el cine en proyección: El parque abre sus puertas. El diseño y decorados


No hay otro parque temático como Jurassic World en funcionamiento en el mundo; es el sueño del parque ideado por John Hammond hecho realidad. Dispone de un Centro para Visitantes con pantallas científicas interactivas, una ajetreada calle central flanqueada por tiendas, un parque acuático rodeado por un anfiteatro donde se exhibe a animales debidamente entrenados, un enorme aviario y un zoo de contacto para que los más pequeños vivan una experiencia táctil que parecía imposible. Los dinosaurios de todos los tamaños, clases y géneros en las diferentes zonas del parque asombran y entretienen a los miles de visitantes que pasan a diario por las instalaciones. Un monorraíl conecta todas las atracciones del parque en un elegante recorrido.

Colin Trevorrow y su equipo se propusieron crear un mundo mágico más anclado en la realidad que en la fantasía.

La idea de desarrollar una estética moderna para la franquicia, al mismo tiempo que se hacía un homenaje a la película original, conquistó a Edward Verreaux. “Es una oportunidad única de revisitarla para una nueva generación”, dice. “Hicimos Parque Jurásico hace 24 años, todo ha cambiado. Sin embargo, hay muchas referencias a la primera entrega porque estableció la estética general de Jurassic World”.

Los majestuosos paisajes de Parque Jurásico forman parte del ADN cultural de los espectadores, además de las estupendas imágenes de gigantescas criaturas paseándose de nuevo en la Tierra. Para recuperar estos paisajes había que regresar a Isla Nublar o, mejor dicho, a Hawai, el estado que hizo las veces de Costa Rica. Por suerte, el equipo de localizaciones descubrió que la mayoría de los decorados estaban casi intactos. Era posible recuperar los mismos paisajes sin hacer un uso excesivo de imágenes digitalizadas.

El rodaje empezó el 14 de abril de 2014 en la isla de Oahu del Zoológico de Honolulu que, por arte de magia, se había convertido en el espacio interactivo para los más pequeños. Por respeto a las tierras sagradas en las que transcurriría el rodaje y también para prepararse espiritualmente en vista del duro rodaje que les esperaba, el equipo participó en una ceremonia de bendición el primer día de rodaje.

Estaba previsto rodar un total de 33 días en las islas de Oahu y Kauai, donde los paisajes naturales tenían la escala y el tamaño adecuados para Jurassic World. En el rancho Kualoa de Oahu, Edward Verreaux y su equipo construyeron un corral para dinosaurios para el nuevo miembro del parque temático, el dinosaurio genéticamente modificado. El rancho también se usó para rodar numerosos exteriores, como la cabaña de Owen, el helipuerto en la montaña de Masrani y el majestuoso valle donde los visitantes suben a bordo de la giroesfera de dos plazas para acercarse a las manadas de gigantes. Una vez ensamblados, todos estos decorados se han convertido en Jurassic World.

La giroesfera es un biplaza realmente espectacular que sumerge al visitante en el mundo jurásico. Una vez a bordo, es posible moverse libremente y con seguridad por el valle para observar de cerca a las asombrosas criaturas y estar entre ellas. Mientras cruzan el valle, los visitantes usan la pantalla interactiva del vehículo para identificar a los dinosaurios que encuentran, desde los poderosos apatosaurus y stedosaurus a los fascinantes parasaurolophus y triceratops que pueblan la zona.

El epicentro del parque temático Jurassic World, instalado en Isla Nublar, es la Calle Principal, donde hay tiendas, restaurantes y diversas opciones de entretenimiento. Para los que siempre buscan algún recuerdo, la tienda Jurassic Traders ofrece todo lo que el turista curioso pueda imaginar.

Desde un principio, el director y los productores decidieron que la calle principal del parque temático se construyera a escala real. Después de buscar el lugar ideal que reuniera todas las condiciones necesarias para una construcción de semejante envergadura, el departamento artístico empezó a trabajar en un parque de atracciones de la cadena Six Flags abandonado en Nueva Orleans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario