miércoles, 24 de junio de 2015

Graban la banda sonora de la película “Boquerón”

En los estudios del mARTadero, hace días que se inició la grabación de la banda sonora de “Boquerón”, la última película de Tonchy Antezana.

“En realidad este proyecto ya data de hace buenos años, me parece que incluso cuando Banzer estaba vivo había el proyecto de trabajar a través del Gobierno para que pueda colaborar con el tema de los uniformes y todo aquello”, cuenta Huáscar Bolívar Vallejo, compositor de la banda sonora de esta esperada película que se anuncia será estrenada en agosto.

“Es una película bastante larga --dice Huáscar de ‘Boquerón’-- porque el guión también ha sido elaborado con bastante anticipación. En realidad, la música también yo sabía que la iba a hacer por lo menos unos cuatro años atrás”.

Sin embargo y en concreto, Bolívar empezó a trabajar de manera sostenida en el proyecto recién desde octubre del año pasado. “Son alrededor de nueve meses que estoy trabajando en la composición, en la dirección de los arreglos y en la producción de la música, porque hay que contratar músicos, ver quiénes son los ideales para hacer las cosas”, cuenta el compositor que ya trabajó musicalizando cuatro proyectos anteriores de Tonchy Antezana, entre ellos “Evo pueblo”.

Al ser “Boquerón” un film épico, su música también lo es pero tiene uno que otro efecto especial que se acerca más “a lo tecno”.

“La orquesta sinfónica es la base del sonido y se ha pensado justamente en dar prioridad a aquellos instrumentos que tengan que ver con orquesta sinfónica”, por lo que esta banda sonora cuenta con solos de violín, violonchelo y clarinete, y coros.

“Me gusta mucho hacer esto --dice sobre su trabajo como compositor--, porque desde pequeño siempre he estado poniendo música a la imagen y algo que tiene de interesante este tipo de música es que la imagen te dicta. Yo soy arquitecto y cuando tú vas a un lugar tienes que diseñar y construir algo donde no hay, entre comillas, nada; pero sí hay argumentos, hay muchas cosas, ese lugar te va indicando que merece hacerse en él. Es lo mismo la composición, la imagen te va dictando qué música necesita, qué sonido merece esa imagen. Algo que tenemos con Tonchy, una particularidad, es que me da mucha libertad para poner música a las imágenes que él hace. Esta película me gusta mucho porque está bien hilada, va en la misma dirección y está muy articulada”, asegura.

“Está mucho más maduro en el tema de la composición”

Para el maestro Augusto Guzmán, director de la Orquesta y de la Capella Filarmónica de Cochabamba, la música de “Boquerón” es lindísima. “Huáscar tiene una gran influencia justamente de música de películas, tiene años trabajando en esto, no es su primera película, y cada vez me parece que está mucho más maduro en el tema de la composición misma y por supuesto acompaña muy bien a lo que son las imágenes. Hay partes melancólicas, partes de tensión, él puede ilustrar perfectamente todo esto que va acompañar y todos sabemos que la música en una película es la columna vertebral”, asegura Guzmán, quien dirige a la Filarmónica y la Capella que participan en las grabaciones de esta banda sonora.

Por su lado, Bernard Marinovitch, ingeniero de sonido y responsable del área musical del mARTadero, dice que la obra de Huáscar es excelente y que iguala a las películas norteamericanas. “Ha hecho una partitura muy linda, realmente. Creo que la película dura una hora y 40” y si bien no puede haber música en todo el film, las partes fuertes, las batallas y los momentos que son dramáticos están acompañados por el trabajo del compositor cochabambino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario