martes, 19 de mayo de 2015

El pasado de La Pampa vuelve con el documental “Patapilas”



Un ch’utazo que estrelló el recipiente de la lecherita, las andanzas del “Capablanca” y la infancia futbolera de destacados vecinos del barrio son las anécdotas que se reflejan en el documental “Patapilas de La Pampa”, ganadora del certamen “Cine en mi barrio” que se realizó el pasado mes en el marco del festival “Abril en Tarija 2015”.

La producción, auspiciada por la Casa de la Cultura, será presentada hoy desde las 19.00 en el teatro de esta entidad. El guión, dirección y postproducción fueron hechos por Gustavo Castellanos Echazú en base a la idea original de Ramiro Zubieta y el respaldo de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve).

Incidencias
Castellanos detalló algunas incidencias del proceso de producción, y que la experiencia supuso trabajar con los vecinos, personas sin ninguna formación ni experiencia escénica que contaron y escenificaron las historias que se muestran en el documental ficción, gente del barrio que brindó todo su esfuerzo para llevar adelante el emprendimiento.
“Disfrutaron de ver reflejada su vivencia de la niñez en este rodaje, ha sido un experiencia muy bonita la manera en que fue concebido el audiovisual y el resultado final. Es un documental ficción porque se basa en su testimonio, el hilo narrativo son las historias contadas y vamos reflejando y creando las escenas principales que ellos relatan”, explicó.
Historias de cómo esos niños se criaron de una manera particular alrededor de los partidos de fútbol barriales que se armaban, cómo las mamas los recogían y espantaban de la canchita para que hagan sus deberes escolares o a comer, también se reflejan las hondeadas.
Sin embargo, la historia se centra en esos niños que sin tener recursos ni ningún tipo de facilidades para la práctica del fútbol porque lo hacían descalzos, ni tenían una pelota mínimamente adecuada, la hacían de trapo, jugaban hasta en las piedras, y van adquiriendo destrezas
Esto hizo que algunos de ellos conformen Ciclón y finalmente ese equipo salió campeón de la B y de la A. Muchos de esos jugadores empezaron a brillar no solo en el fútbol tarijeño, sino también boliviano como es el caso de Nano Salinas, Luis Vargas y otros.
“El más emblemático es Salinas, que es el goleador histórico de la liga boliviana, del Bolívar, se cuenta un poco su historia, se lo quisieron llevar a equipos como River Plate y Peñarol y Mario Mercado se opuso porque era como el emblema de los celestes”, contó.
Las escenas fueron recreadas de manera ficcionada, no hay actores, a través del relato de ellos, no hay una voz en off, sino que los vecinos van contando el documental. Por ejemplo, son los niños de la escuela de fútbol del barrio La Pampa los que participan en algunas acciones. En total fueron unas cinco personas del equipo de filmación, 20 menores y unos 50 vecinos los que fueron parte del trabajo.
Por su parte, Zubieta, el artífice de la idea, contó que escribir el guión le nació luego de consultar con la familia y escribir sobre las experiencias de su niñez cuando tenía unos 12 años y se le vino a la mente contar hechos reales de los niños en esa época en la que algunos vivían cerca del estadio, por el parque Bolívar y otros cerca de la quebrada El Monte.
“Nuestros padres eran de condición humilde y en esos años no había televisores celulares y nada y lo único que hacíamos era jugar fútbol y el lugar indicado era la canchita que había donde ahora es la gradería de la curva norte y casi todo el día parábamos ahí y lo particular era que usábamos ojotas o quiñas y para no maltratarlas, porque nuestros papas nos recomendaban cuidarlas, jugábamos “patapilas”, con los pies descalzos, y las quiñas en las manos para no perderlas”, relató.
Ahí crecían espinas, “torotoros” y con el tiempo los niños ya ni sentían dolor porque adquirieron dureza en las plantas de los pies. Por esa época habían lecheritas que llevaban en la cabeza un recipiente con el producto y una vez uno de los chicos de un pelotazo hizo volar la leche. U otra anécdota, había un menor que se ponía una máscara y capa blanca y corría por los muros del estadio para hacer asustar a la gente que pasaba en las noches oscuras.
El director de la Casa de la Cultura, Nils Puerta, invitó a la población de Tarija a disfrutar los 25 minutos que dura el documental hoy desde las 19.00 en el Teatro de la Cultura y que muestra cómo un barrio fomenta el fútbol y del cual surgieron algunas estrellas a nivel nacional e internacional. “Muy contentos, aunque su elaboración se prolongó por la complejidad del tema, pero estamos completamente seguros que será del agrado de todos”, afirmó.

Perfil de Gustavo
Castellanos Echazú

Gustavo Castellanos Echazú nació en Tarija- Bolivia, el año 1966. En 1983 inició estudios de teatro con Raúl Beltrán y posteriormente conformó el grupo de Teatro Universitario de Tarija, con el cual ganó el Premio Nacional de Teatro de la Alcaldía de La Paz (1984).

No hay comentarios:

Publicar un comentario