miércoles, 6 de mayo de 2015

Diez claves para entender a Orson Welles en su centenario natal

Orson Welles fue uno de los grandes directores de la historia del cine, para algunos el mejor en virtud de sus aportaciones técnicas y estéticas, además de su sentido de la narratividad, indicaron los entendidos del mundo del cine. Hoy 6 de mayo hubiera cumplido 100 años, un centenario para recordar su carrera.

El legado. Por su parte, Gerardo Guerra, productor de cine, consideró que lo más importante que tiene Orson Wells es su rol como hombre de vanguardia en la historia de la comunicación. "Su trascendencia va más allá de 'El Ciudadano Kane', aunque puede ser más conocido por eso y a mucho mérito. Sin embargo, su aporte a diferentes artes y medios lo hacen imprescindible en la historia", indicó.

La proyección. Guerra comentó que tiene previsto gestionar la proyección de la opera prima en el Cine CBA.

1 Inicios en el teatro. Joven prodigio y huérfano desde niño, volcó su pasión hacia el teatro y encontró su lugar en la escena neoyorquina. Ahí produjo la adaptación de "Macbeth", con un reparto completamente afroamericano. En 1937 fundó la compañía del Teatro Mercury, siendo su primera obra allí: "Julio César", adaptada a los tiempos modernos.

2 La guerra de los mundos. La paranoia radiofónica creada en 1938 por Welles a partir de la novela de H.G. Wells fue una célebre pieza de la cadena CBS que logró instaurar la histeria en la sociedad estadounidense. Fueron 60 minutos que recreaban la llegada de marcianos a Nueva Jersey y la destrucción de barrios enteros.

3 Los estudios rko. La brillante travesura de "La guerra de los mundos" le abrió las puertas de Hollywood de par en par y los estudios RKO le firmaron su primer contrato y le dieron control artístico absoluto: con 26 años interpretaría, dirigiría, escribiría y produciría su siguiente proyecto cinematográfico.

4 Ciudadano kane. La ópera prima del artista, filmada en1941, es considerada una de las mejores películas de la historia, candidata a nueve Óscar, incluidos el de mejor película, mejor actor y mejor director, ambos para Welles. Obtuvo el de mejor guión original, reconocimiento compartido por el cineasta con Herman J. Mankiewicz.

5 Rosebud. Es el último suspiro de Kane antes de morir en una secuencia legendaria que forma parte de los anales del cine. Se trata de la palabra escrita en el trineo con el que el protagonista jugaba de niño en la nieve, y la escena, aún siendo un gran misterio para muchos, ilustra la infancia perdida del personaje, convertido en millonario a una pronta edad.

6 Shakespeare. Su gran pasión. "Macbeth" la rodó en menos de un mes en 1948, mientras que la filmación de "Othello" se alargó entre 1949 y 1952. Y finalmente está " Campanadas a medianoche", cuyo guión está compuesto por varias obras de Shakespeare, fue rodada en 1965 con un presupuesto mínimo que lo obligó a rodar una sola toma de cada escena.

7 Su vida matrimonial. Se casó tres veces y tuvo un hijo con cada mujer. Su primera esposa fue Virginia Nicholson, cuyo matrimonio duró desde 1934 hasta 1940. Tres años más tarde se casó con Rita Hayworth y se divorciaron en 1948. Filmaron "La Dama de Shanghái". Y con Paola Mori se casó en 1955 y el matrimonio duró hasta el fallecimiento de Welles.

8 Sed del mal. Posiblemente, una de las escenas más analizadas y estudiadas de su filmografía es el plano secuencial de más de tres minutos con el que abre este filme. Uno de los ejemplos del virtuosismo y sincronización con la cámara de Welles, con cambios constantes del encuadre, intercambiando planos y mostrando la amplitud del espacio.

9 Reposo de sus restos mortales. Las cenizas de Welles, amante de España y en concreto de Andalucía y los toros, reposan en Ronda, Málaga, en la finca "Recreo de San Cayetano", propiedad del exmatador de toros Antonio Ordóñez, donde se depositaron por expreso deseo del cineasta, una petición recogida en su testamento.

10 Los reconocimientos. John Huston presentó el Óscar honorífico a Welles en 1971. El artista, al recibirlo, dijo: "Es más divertido mirar adelante que hacia el pasado. Treinta años de carrera dan para mucho, pero no puedo olvidar que pasé ese tiempo solo". En 1975 recibió el homenaje del Instituto del Cine Americano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario