martes, 12 de mayo de 2015

Bastani y Gómez se internan en siquiátrico argentino

De Gonzalo Gómez se conoce que es un guitarrista argentino-boliviano, que produjo a múltiples bandas nacionales, fue líder de Gogo Blues y uno de los creadores del Festiblues Bolivia; pero su lado oculto saltará en el documental La Colonia, que revelará su crianza dentro del hospital siquiátrico Dr. Emilio Vidal Abal, en Córdoba (Argentina).

Hace poco viajó hasta allá junto con el cineasta boliviano Sergio Bastani para recabar testimonios del recinto, que en la época de infancia de Gómez albergó a 3.500 enfermos de alcoholismo crónico, sicosis epiléptica, depresión endógena, melancolía delirante y sicosis delirante, entre otros padecimientos mentales y a 50 familias de los trabajadores del lugar.

El padre de Gómez trabajó como jefe de personal y su madre cubría turnos de 24 horas en el área de registro, por ello su familia, compuesta por tres hijos varones, se estableció en una de las viviendas que formaba parte del complejo de 600 hectáreas, que además contaba con fábricas de almohada, escoba, ropa, también tenían capilla, enfermerías y edificios para hombres y mujeres.

De esta manera, el ex Gogo Blues transitó los primeros 13 años de su vida dentro del siquiátrico. “Conocí la felicidad en este hospital, fue mi patio, así como también viví momentos tristes porque allí mi familia estuvo reunida por última vez, antes de que mi hermano desapareciera por la dictadura militar”, recuerda Gómez.

“La mucama era enferma mental, el que traía la leche también, al igual que el que arreglaba los jardines y así la mayoría de las personas que me rodeaban, ya que solo salía del hospital para ir al colegio”, recuerda el argentino, a la vez de mencionar que entre aquellos “seres dulces, que eran como ‘niños grandes’ conoció bolivianos y pacientes de muchas otras nacionalidades que eran abandonados por sus familias.

El hospital Dr. Emilio Vidal Abal fue decisivo en la vida de Gómez, ya que un interno le regaló una guitarra por el Día de la Amistad y de esta manera se inició su historia musical.

En 1995, cuando tenía 25 años, el músico llegó a Bolivia huyendo de la reelección de Carlos Menem como presidente de Argentina. En primera instancia se instaló en Tarija y luego se trasladó a La Paz, donde vivió años de gran éxito, que lo llevó a nacionalizarse boliviano y en 2013 a procrear a sus hijos en este suelo.

“En Bolivia cumplí todos mis sueños y mis deseos como músico y persona, algo que no es poco para un humilde mortal”, asegura.

La película

Bastani quedó sorprendido por la imponente construcción de 1910 y estilo europeo y por las anécdotas de decenas de personas que recuerdan con felicidad y amor su antiguo hogar.

“Los pacientes se reinsertaban en la sociedad trabajando en los hogares de las familias que vivían dentro del hospital. Recibían terapia en medio de un bosque natural bajo la supervisión de los mejores médicos en siquiatría, algo que convirtió al hospital en un referente en Latinoamérica y es una historia que debe ser compartida y esta vez será a través de la vida de un músico, que tiene gran protagonismo por su relación con Bolivia”, expresó el cineasta.

En septiembre de 2015 y en enero de 2016 regresarán al nosocomio para continuar recolectando historias que serán compiladas en el filme que planea estrenarse a finales de ese año.

Sin embargo, Bastani comentó que no se limitará a elaborar un filme, sino que será un proyecto transmedia, que contará con una plataforma con galería de fotos, videos, entrevistas y una línea de tiempo para mostrar el siquiátrico en el esplendor de sus inicios y en su ruina actual.

Sobre el ex Gogo Blues

Gómez produjo a las bandas Quirquiña, Deszaire, Carlo Matews, Carlos Aliaga y Sick. Fue guitarrista cantante compositor y manager de Gogo Blues y Pateando al Perro, sus dos bandas en Bolivia. Asimismo fue
guitarrista de 1997 al 2000 y del 2012 al 2014 de Llegas.

Actualmente regresó lo más cerca posible del lugar de su felicidad, a Córdoba, donde sigue entregado en alma vida y corazón a la música, pero también a la búsqueda de su hermano Alejandro Héctor Gómez, de sus restos y de sus últimos pasos. No obstante, siempre regresará a su segunda patria, pues aquí están sus hijos, lo que más ama en la vida y un país lleno de personas que fueron maestros y amigos

No hay comentarios:

Publicar un comentario