domingo, 26 de abril de 2015

Llevan el “caso noruegas” al cine

La galardonada cineasta boliviana Violeta Ayala anunció el estreno mundial de su documental “El Caso Boliviano”, inspirado en las tres jóvenes noruegas detenidas en Cochabamba por narcotráfico hace siete años. El film se presentará a fines de abril en el Hot Docs, el festival más grande del cine documental de Norte América.

El documental que interpela a los sistemas de justicia de Bolivia y de Noruega competirá en el Festival Internacional de Sidney. Además, se difundirá en la televisión colombiana. Se espera que se exhiba en el país. La película se realizó durante cuatro años bajo la producción de United Notions Film, financiada por el canal de Noruega.

“El Caso Boliviano” sigue la historia de tres jóvenes noruegas que fueron detenidas con 22 kilos de cocaína en el aeropuerto Jorge Wilsterman, tratando de volver a su país en 2008.

Las tres jóvenes vinieron supuestamente de vacaciones a Bolivia y terminaron en la cárcel de San Sebastián. Christina Oygarden fue la primera en escapar de Bolivia después de pagar una fianza de 30.000 dólares. Se escapó durante el feriado de carnaval de 2010 con un pasaporte otorgado por el Gobierno Noruego con otro apellido para burlar los controles de migración. Una vez que llegó a su país fue a juicio con otros cuatro jóvenes acusados de estar detrás del intento de tráfico.

Stina Brendemo se embarazó en la cárcel y su historia fue una sensación en la prensa noruega. ALFA, una revista de hombres, hizo un trato con Stina por los derechos exclusivos de la historia del nacimiento de su hijo, meses más tarde, la misma revista organizó un escape para Stina, después de pagar una fianza de 60.000 dólares. La joven fue sacada por mercenarios noruegos, en una avioneta privada, una lancha y por tierra cruzó la frontera a Brasil. La tercera detenida, Madelaine Rodríguez es la única que permanece en la cárcel.

El film, cuestiona el porqué de las consecuencias tan diferentes para cada una de las tres procesadas por el mismo delito. “La historia de mi película, sigue también el juicio de Christina y los otro cuatro en Oslo, donde el veredicto es una sorpresa. Es una historia sobre el poder de la prensa, que desde el principio mostró a Madelaine como la culpable”, comentó.

Explicó: “Cuando empezamos a filmar, ya había pasado el juicio en Bolivia. El Caso Boliviano desenreda y pone en contexto la influencia que la prensa noruega tuvo en el juicio en Oslo, donde la imagen vale más que la evidencia. La justicia ya sea en Bolivia o en Noruega es un juego de poder, donde gana la ley del que más tiene”. Violeta Ayala ganó con su documental Stolen (Robada) 15 premios y estuvo en 80 festivales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario