miércoles, 22 de abril de 2015

Harvey Weinstein, productor estrella de Hollywood

Si una autobiografía pudiese desentrañar lo que ha sido Hollywood en las últimas tres décadas, sería seguramente la de Harvey Weinstein. Pero a falta de ese libro, buenas son las pinceladas que el productor neoyorquino dejó el pasado sábado durante una charla en el Festival de Tribeca.

En poco más de una hora, Weinstein contó al público cómo se enamoró del celuloide viendo Los 400 golpes de Truffaut, cómo logró producir Good Will Hunting o los problemas técnicos con los que se está encontrando el último rodaje de Quentin Tarantino.

También regaló anécdotas de todo tipo y unas cuantas ideas de cara al futuro. Pero sobre todo, dejó claro su papel de padrino del Hollywood de hoy.

Weinstein comenzó su carrera en el cine más artístico, en los 90 llevó la escena independiente a lo más alto y, desde hace años, es una de las personas que mueve los hilos de la industria cinematográfica estadounidense, primero desde Miramax -la productora que fundó junto a su hermano Bob y que luego vendió a Disney- y ahora desde The Weinstein Company.

Pero según asegura, casi todo se lo debe a Tarantino: “Quentin es el pilar”, explicó el productor, para quien el éxito de películas como Pulp Fiction y la “lealtad” del director fueron fundamentales en el crecimiento de Miramax y en el éxito de su nuevo proyecto.

Por ello, le da total libertad, aunque suponga quebraderos de cabeza como los que están viviendo este año con el rodaje de The Hateful Eight, el nuevo proyecto del director de Kill Bill.

“Estamos rodando en 70 milímetros y no está haciendo concesiones. Así que no usamos cañones de nieve, usamos nieve”, dijo Weinstein, que aseguró que la película será algo “especial”, “inteligente” y “arriesgado”.

Steven Soderbergh, Gus Van Sant, Robert Rodríguez, Anthony Minghella y Kevin Smith, todos triunfaron de la mano de Weinstein, que tiene en su currículum títulos como Shakespeare apasionado, El paciente inglés, Chicago y El discurso del rey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario