miércoles, 1 de abril de 2015

Filme romántico envuelto en misterio Lejos de la tierra quemada

LA HISTORIA

Una mujer con los nervios a punto de estallar emprende un viaje emocional hacia el momento crucial de su vida en el pasado. La actriz ganadora del Premio Oscar, Charlize Theron encarna a Sylvia, una bella gerente de un restaurante cuyo comportamiento profesional y sereno enmascara la tormenta sexual que hierve en su interior. Cuando un extranjero procedente de México la enfrenta a su misterioso pasado, Sylvia se ve lanzada a un viaje a través del espacio y del tiempo inextricablemente poniéndola en contacto con personajes dispares que forcejean con sus propios destinos románticos. En México, una chica huérfana de madre, María (Tessa Ia), vive feliz con su padre y el mejor amigo de éste hasta que un accidente trágico lo cambia todo. En la ciudad de Las Cruces, en la frontera de Nuevo México, dos adolescentes, Mariana (Jennifer Lawrence) y Santiago (JD Pardo), encuentran el amor tras la desgracia de la repentina muerte de sus padres. En un remolque abandonado, una ama de casa, Gina (la ganadora del Oscar, Kim Basinger), emprende una aventura apasionada que hará que Sylvia y los otros se precipiten por el camino que colisiona con el explosivo poder del amor prohibido.

LA PRODUCCIÓN

Lejos de la tierra quemada es el debut en la realización cinematográfica del guionista nominado al Oscar, Guillermo Arriaga.

El realizador y guionista Guillermo Arriaga considera que uno no puede simplemente sentarse y ponerse a escribir una historia: “Hay que esperar hasta que la historia esté suficientemente madura para narrarla” -comenta mientras explica que la idea para su guión para esta cinta fue gestándose durante casi quince años hasta que comenzó a verterla en el papel en 2005. Este drama con historias cruzadas donde el pasado y el presente aparentemente inconexos finalmente se encuentran sigue el mismo estilo característico que le valió el reconocimiento de la crítica y un éxito comercial en el mundo entero por sus guiones para las películas Babel (2006); 21 gramos (2003); Los tres entierros de Melquíades Estrada (2005); y Amores Perros (2000).

Con el fin de que Arriaga pudiera trasladar a la pantalla su visión, éste buscó el apoyo en quienes inicialmente parecían más bien significar auspicios improbables para el proyecto: los productores Walter Parkes y Laurie MacDonald, quienes en el pasado eran conocidos por producir películas de gran estudio que han logrado tanto el éxito de público como de crítica, como por ejemplo Hombres de negro (1997); Gladiator (2000), y más recientemente, Sweeney Todd (2007).

Con la productora 2929 involucrada en la realización del filme, Arriaga necesitaba dar con su reparto. Para encarnar a Sylvia, una mujer bella pero herida en lo más hondo, que huye de su pasado, el realizador era consciente de que necesitaba a una actriz que fuera capaz de transmitir un trauma muy profundo pero que al tiempo resultara atractiva para el público. Charlize Theron, ganadora de un Oscar por encarnar a una mujer herida debido a una juventud traumática en Monster (2003), era la opción evidente. Arriaga abordó con inquietud el encuentro para almorzar con la actriz que se había previsto durara una hora. Pero dado que el encuentro se prolongó por cinco horas y la conversación se tornó densa y profunda, Arriaga se dio cuenta de que había encontrado a su Sylvia. “El hecho de que Charlize se aviniera a entrar en el proyecto, sin duda contribuyó a hacer de la película una realidad”, concluye el realizador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario