miércoles, 25 de marzo de 2015

Primera inteligencia artificial: Ex Machina


LA HISTORIA

Caleb es un joven programador que trabaja en una de las mayores empresas de Internet del mundo. Tras ganar un concurso de la compañía, se prepara para realizar un viaje que le llevará a conocer al misterioso y solitario director ejecutivo de la empresa, Nathan. Al llegar a la remota residencia, Caleb descubre que deberá participar en un experimento tan extraño como fascinante que consiste en convivir con la primera inteligencia artificial auténtica jamás creada, encerrada en el cuerpo de una preciosa robot. Pero el experimento se convierte en una oscura batalla psicológica en la que se enfrentan las lealtades entre el hombre y la máquina.

Domhnall Gleeson, Oscar Isaac y Alicia Vikander, encabezan el reparto de Ex Machina, un intenso thriller psicológico que gira en torno a un triángulo amoroso. La película explora la naturaleza de la conciencia, las emociones, la sexualidad, la verdad y la mentira. Escrita y dirigida por Alex Garland.

LA PRODUCCIÓN

La primera película como director de Alex Garland parte de una idea, al parecer, sencilla: “Tres personas inteligentes enfrentándose, intentando vencerse mentalmente y uniéndose momentáneamente”, explica el director.

Pero si una de esas tres personas es una chica robot, todo se complica. “Ex Machina funciona en dos niveles”, dice el productor Andrew Macdonald. “En principio es un thriller psicológico, eso sería el primer nivel, pero se sirve de los personajes para explorar temas humanos y psicológicos fundamentales”. En opinión de Andrew Macdonald, las películas como Ex Machina encajan con el ADN de la productora DNA Films: “Siempre he intentado hacer películas accesibles e inteligentes, y Ex Machina lo consigue a la perfección”.

En su debut como realizador, Alex Garland toca temas que le fascinan desde hace tiempo, y utiliza nuestros miedos e inseguridades frente a la tecnología y el papel que tiene en nuestras vidas. “Generalmente hablando, nos sentimos incómodos ante la inteligencia artificial y los ordenadores”, dice. “Es algo en lo que todos pensamos. Pero lo enfoco desde otro ángulo porque no es un tema que me preocupe mucho. En Ex Machina simpatizo con la robot”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario