miércoles, 18 de marzo de 2015

Escobar: Paraíso Perdido

LA HISTORIA

Nick (Josh Hutcherson) cree que ha encontrado el paraíso cuando se reúne con su hermano en un pequeño pueblo de Colombia. Una laguna de aguas azul turquesa, una playa de arenas color marfil, olas perfectas… un sueño hecho realidad para este joven surfero canadiense. Allí conoce a María (Claudia Traisac), una impresionante chica colombiana. Ambos se enamoran perdidamente y todo parece marchar muy bien. Hasta que María decide presentar a Nick a su tío: Pablo Escobar (Benicio del Toro).

Génesis del proyecto

Película protagonizada por Benicio del Toro, Josh Hutcherson, Claudia Traisac, Brady Corbet, Ana Girardot y Carlos Bardem. Escobar: Paraíso Perdido supone el debut en la dirección del actor Andrea Di Stefano, también guionista del filme.

Tras haber empezado su carrera como actor, hacía mucho tiempo que Andrea Di Stefano quería dirigir una película. La idea surgió de repente cuando un amigo suyo policía le contó una historia. La historia de un hombre a quien Pablo Escobar había confiado la misión de esconder su tesoro, antes de ordenar su ejecución, con la esperanza de mantener en secreto su ubicación.

Andrea Di Stefano sentía interés desde hacía tiempo por el mundo del crimen organizado. “Todos siguen las mismas reglas: nada de pegar a mujeres ni niños, la familia es sagrada y no puedes traicionarla, so pena de perder la confianza de cuantos te rodean”. Fascinado por la historia del tesoro, y por esa figura del crimen que estaba por encima de la ley, Andrea Di Stefano empezó a documentarse sobre Pablo Escobar y su vida. “Creo que es el criminal más odiado y admirado del mundo, en casi igual medida. Incluso hoy día, en Colombia, la gente reza por él y lo considera uno de los buenos, mientras que muchos otros lo ven como un monstruo. El hecho de que estuviera muy unido a su familia parecía otro terreno más que merecía la pena explorar. Cuando ves El padrino, el elemento clave no se encuentra en el hecho de que Marlon Brando y Al Pacino eliminen gente, sino en lo que hablan entre ellos cuando están en casa, sentados en torno a la mesa con toda la familia. Así que vi la posibilidad de estructurar una historia en torno a un personaje con doble personalidad, y el hecho de que se tratara de Pablo Escobar hacía el tema aún más emocionante. Mi instinto me llevó a observarlo y, en los pequeños detalles, quise añadir nuevas facetas que ayudaran a sustentar la trama”.

Andrea Di Stefano se puso a documentarse, rebuscando hasta encontrar todo el material que le fue posible, leyendo y viendo documentales. “Pero, al estudiarlo, al acercarme a la verdad, me pareció problemático mostrar únicamente su lado oscuro, el aspecto criminal de su vida. Tuve que concentrarme en su vida privada. Tenía tanta información sobre él que acabé casi convencido de que pensaba como él. Entonces se me ocurrió la idea de un segundo personaje que hiciera un viaje un tanto insólito, una especie de viaje por la mente de Escobar. La narración se volvería entonces más compleja aún desde el momento en que este personaje supuestamente escondiera el tesoro y se convirtiera en el objetivo de los hombres de Escobar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario