viernes, 20 de marzo de 2015

Directora Violeta Ayala lleva un caso boliviano al cine

res jóvenes noruegas vieron cómo sus vidas cambiaron rotundamente el 21 de mayo de 2008, cuando son detenidas con 22 kilos de cocaína en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba, siendo desde entonces parte de una batalla judicial y periodística con muchos cabos sueltos. La cineasta boliviana Violeta Ayala se interesó en este caso y lo disecciona en el documental The Bolivian Case, que será estrenado el 29 de abril en el festival Hot Docs, de Canadá.

“En 2010 fui a Noruega a presentar mi documental Stolen y muchos me preguntaban acerca de este caso. Yo no sabía nada”, contó Ayala, que está por estos días en Cochabamba y partirá la próxima semana a Australia a terminar la postproducción de The Bolivian Case.

Christina Oygarden y Stina Brendemo Hagen tenían 18 años en 2008; Madeleine Alicia Rodríguez tenía 22; ellas son las tres protagonistas del documental. Ayala explicó que estando en Noruega le pareció extraño que los medios de ese país dieran por hecho que Rodríguez (boliviana con nacionalidad noruega) fuera la verdadera culpable del tráfico de drogas, y las otras dos jóvenes sean sus víctimas. “El documental se enfoca en esto también, en el trato irresponsable de la prensa de ambos países”, acotó desde su ciudad natal.

Rodríguez, además, es la única que continúa presa, incluso tuvo a su hijo en cautiverio. Oygarden y Hagen escaparon en 2010 y 2011, respectivamente, aprovechando su libertad condicional. “Ese es otro tema, Rodríguez fue la única que no recibió la ayuda adecuada del Gobierno de noruega. El documental deconstruye el rol de la prensa y de las autoridades noruegas”, enfatizó la cineasta Ayala.

Relación

Violeta Ayala explicó que The Bolivian Case relaciona cómo la justicia falla en ambos países, sobre todo en un país como Noruega, que es un ejemplo en el accionar político y administrativo para el resto del mundo.
“La única evidencia en este caso es que cada chica tenía siete Kg de cocaína en su mochila. Ahora, a quién crees, es subjetivo”, mencionó Ayala que está contenta de que su trabajo sea tomado en cuenta en festivales de todo el mundo.

La película está coproducida por Señal Colombia de Colombia, NRK de Noruega, Screen Australia, y está desarrollada por NFI de Noruega y Puma Britdoc de Inglaterra.

Ayala ganó reconocimiento en 2009 con el documental Stolen, que tocaba el tema de la esclavitud en los campos de refugiados de Sahrawi, en Algeria. La cochabambina ganó el año pasado un fondo del prestigioso festival de cine Sundance para financiar su documental Cocaine prison, que será estrenado el próximo año. Ahora está en la preproducción de otro documental sobre los cholets, los edificios neobarrocos que el arquitecto Freddy Mamani diseñó en El Alto.

La directora informó ayer que se hizo acreedora a un nuevo fondo, esta vez del Festival Tribeca, para un proyecto interactivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario