jueves, 12 de marzo de 2015

Cenicienta’: Inspirado en el clásico cuento de hadas

Cenicienta es un largometraje de acción real inspirado en el clásico cuento de hadas. Da vida a las intemporales imágenes de la obra maestra animada de Disney de 1950 con maravillosos personajes en un espectáculo visualmente deslumbrante para una nueva generación.

Esta versión mantiene intactos todos los momentos memorables de la historia, ella se queda a la merced de una terrible madrastra y tiene que salir corriendo del baile a la media noche, pero también llena algunos de los huecos para entender cómo llegó a ser Cenicienta.

En lugar de iniciar con una Cenicienta esclavizada, ahora podremos conocer a sus padres, interpretados por Hayley Atwell y Ben Chaplin, y entendemos que su apodo es una burla de su verdadero nombre Ella.

Además, en esta ocasión conoce al Príncipe Azul (Richard Madden) en el bosque antes de reencontrarse en la fiesta real.

La nueva Cenicienta llega acompañada de su Hada Madrina (Helena Bonham-Carter), en el 65 aniversario del clásico animado de Walt Disney que se estrenó en Estados Unidos el 15 de febrero de 1950, tras seis años de desarrollo. El resultado fue tan popular que Disney la relanzó en varias ocasiones e incluso se hicieron otras películas no animadas sobre ella.

Cenicienta fue dirigida por Kenneth Branagh, que ya ha estado a cargo en la dirección de Thor, Wallander, Hamlet y Harry Potter y la cámara secreta. La protagonista es Lily James, y estará acompañada por Richard Madden, Cate Blanchett y Holliday Grainger.

LA HISTORIA

La historia de Cenicienta cuenta las andanzas de la joven Ella (Lily James) cuyo padre, un comerciante, vuelve a casarse tras la muerte de su madre. Ella quiere dar gusto a su padre y acoge con cariño a su nueva madrastra (Cate Blanchett) y a sus hijas Anastasia (Holliday Grainger) y Drisella (Sophie McShera) en la casa familiar.

Pero, cuando el padre de Ella muere inesperadamente, la joven se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Al final, Ella queda relegada a ser una sirvienta cubierta de ceniza por lo que le ponen el triste nombre de Cenicienta. Pero no pierde la esperanza y a pesar de la crueldad con la que la tratan, está dispuesta a cumplir las últimas palabras de su madre que le dijo que debía “ser valiente y amable”. Ella no caerá en la desesperación ni despreciará a los que la maltratan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario