miércoles, 25 de marzo de 2015

Cenicienta’, el cine en proyección: El legado de un clásico del cine

Cenicienta, es la primera película de acción real de Disney inspirada en el clásico cuento de hadas. La película está dirigida por Kenneth Branagh, y sus protagonistas son Lily James en el papel estelar, Richard Madden como el Príncipe, Cate Blanchett, encarnando a la malvada madrastra Lady Tremaine, y Helena Bonham Carter en el rol de la Hada Madrina. Holliday Grainger y Sophie McShera interpretan a Anastasia y Drisella, las hermanastras de Ella.

La intemporal historia de Cenicienta se remonta a 1697 cuando la escribió Charles Perrault. Pero fue la película animada de Walt Disney la que en 1959 la dio a conocer a millones de personas en todo el mundo.

El director Kenneth Branagh afirma: “Es imposible no relacionar a Cenicienta con Disney y las inolvidables imágenes con las que hemos crecido todos. Y esos momentos clásicos ejercen un atractivo irresistible para un realizador. Hemos tenido la inmensa suerte de contar con Lily James que encarna a la Cenicienta perfecta. Combina una belleza espectacular con inteligencia, ingenio, sentido del humor y elegancia. Su Príncipe es Richard Madden, un joven actor dotado de un gran carisma. Es divertido, listo y sexy y un excelente partido para Cenicienta”.

EL LEGADO DE UN CLÁSICO

Disney llevaba tiempo queriendo llevar al cine la inolvidable historia de “Cenicienta”. El estudio quería dar a conocer esta maravillosa historia de amor al público actual y dar un nuevo impulso a todos esos personajes tan queridos en todo el mundo. La Cenicienta original fue un momento cumbre en la historia cinematográfica de Disney. Con un presupuesto cercano a los 3 millones de dólares, el estudio corrió en aquella época un riesgo de enormes proporciones. Pero la cinta fue muy bien acogida por la crítica y recaudó más de 34 millones de dólares lo que sirvió para reforzar la posición del estudio como uno de los grandes líderes de la industria. En la actualidad, la película forma parte de la lista del American Film Institute que recoge las “10 Mejores Películas Animadas de todos los Tiempos” y es uno de los títulos más entrañables del estudio.

Casi todo el mundo conoció el cuento de hadas con el estreno de la película en 1950, pero los orígenes de la maltratada heroína se remontan al siglo I a.C. cuando el historiador griego Estrabón contó la historia de una joven egipcia llamada Rhodopis. En 1697, el francés Charles Perrault publicó su interpretación de la historia con el título de “Cendrillon ou La Petite Pantoufle de verre” (Cenicienta o la pequeña zapatilla de cristal). Introdujo al hada madrina, la carroza de calabaza y la zapatilla de cristal y es la adaptación más parecida a la de Disney. Los Hermanos Grimm retomaron la historia, “Aschenputtel”, que se publicó en Alemania en 1812. En la versión de los Grimm el hada madrina era un pájaro. Desde entonces se han realizado un sinfín de representaciones de la historia en todo tipo de medios, incluyendo libros, películas, televisión, teatro, música y artes plásticas.

HACIENDO REALIDAD UN CUENTO DE HADAS

Kenneth Branagh es un artista polifacético y uno de los realizadores más prestigiosos del panorama actual. Además de sus éxitos como director, Branagh también es actor, escritor y productor de talento. Pero fue su pasión por la narración y su capacidad para impregnar de humanidad cualquier situación lo que le convirtió en la elección perfecta para llevar al cine esta historia.

“Nunca pensé que un día dirigiría un cuento de hadas”, afirma, “Pero me fascinó la fuerza de esta historia y me di cuenta de que mi visión encajaba con la creatividad visual que estaban desarrollando”. Según la productora Allison Shearmur, “Cenicienta es la historia que mejor expresa el triunfo del bien sobre la desesperación y la tragedia, y eso es algo con lo que todos podemos identificarnos”.

Nadie mejor que el guionista Chris Weitz para encontrar el equilibrio entre la esencia de la película animada y hacerla atractiva e interesante para las nuevas generaciones de espectadores. Al igual que Branagh, Weitz también es un consumado actor, productor y director, y le interesó muchísimo la idea de dar al público pistas sobre los antecedentes y las motivaciones de cada personaje, y de esa forma hacerlos más complejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario