miércoles, 25 de marzo de 2015

‘Amor a la carta’: El amor comienza por el estómago

Película de producción india, dirigida por Ritesh Batra. La cinta ha participado en una serie de festivales de cine, siendo las más importantes, Festival de Cannes, nominada a los Premios BAFTA como mejor película en habla no inglesa y Festival de Cine de Toronto, nominada al Premio del Público (Mejor Película).

En Mumbai, cada día, miles de amas de casa envían la comida en viandas a sus maridos a su lugar de trabajo a través de un eficiente y específico sistema de transporte. Un error en una de estas entregas conectará a una frustrada esposa en crisis matrimonial con un hombre desconocido.

Juntos, irán construyendo un mundo de fantasía entre las cartas que día a día acompañan el almuerzo.

Esta es la historia entre la vida que soñamos, la vida que vivimos, y el coraje necesario para convertir nuestras fantasía en realidad.

EL CINE Y LA COMIDA

Dicen que de la vista nace el amor, pero también dicen que el amor se conquista por el estómago. Dentro de la gama de películas que hablan sobre comida, hay varias emblemáticas como Chocolate (Lasse Hallström, 2000), Como agua para chocolate (Alfonso Arau, 1992), El festín de Babette (Gabriel Axel, 1987), entre muchas otras. En todas ellas, la comida, el placer del buen comer y la convivencia alrededor de esto, transforman las vidas de todos los personas.

Si bien, comer en una necesidad básica, muchas veces el ser humano no se detiene a descubrir sabores nuevos, a definir sus propios parámetros de gusto, a reencontrar la mejor forma de alimentarse, a disfrutar de un rato de degustación y sabor. El reto de retratar la comida en el cine no es sencillo, puesto que todo llega sólo por la vista, omitiendo lo más importante: el aroma y el sabor, y aún así los realizadores son capaces de “antojar” los platillos mostrados en pantalla, al punto de activar los demás sentidos e imaginar el resto del volumen sensorial de cada plato.

Aunque el tema de esta película no es el gusto de los alimentos ni los métodos de preparación que se ocupan, sí retrata la importancia del buen comer para la vida cotidiana, y cómo hay incluso algo más que placer en la ingesta: una buena comida puede significar un cambio de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario