miércoles, 4 de febrero de 2015

Recurriendo a sus “habilidades especiales”: Búsqueda Implacable 3

El agente retirado de la CIA Bryan Mills, interpretado por Liam Neeson en la exitosa saga Búsqueda Implacable vuelve a la pantalla grande con la tercera parte de la historia.

En esta ocasión Mills, quien en el primer filme salvó a su hija de una mafia de traficantes de mujeres, tendrá ahora que demostrar ante la CIA y el FBI que no es el asesino de su esposa (Famke Janssen), mientras a la vez intenta dar con los verdaderos culpables de su muerte.

Aunque su rol de justiciero ha sido un éxito en la taquilla, Neeson, de 62 años, reconoce que esta será la despedida de su icónico personaje.

“Es una historia genial pero creo que este es el final. Si siento a la audiencia decir ‘Vamos, él ya tiene 62 años, suficiente es suficiente’. Soy muy sensible a eso y si lo percibo todo se detendrá y empezaré a interpretar a papás o abuelitos. Pero me pongo en forma regularmente y mis rodillas aún están geniales y todo es divertido”.

“Lo que hace a Búsqueda Implacable 3 una película tan prototípica de la franquicia es que, en su esencia, sigue siendo acerca de cómo ‘Bryan Mills’ hace todo lo que esté a su alcance para salvar a su familia”, comenta Neeson.

“Ésa es la razón por la cual estas películas hacen eco en las audiencias mundiales, porque en su centro emocional son acerca del amor y la santidad de la familia, y de lo que estaríamos dispuestos a hacer para protegerla”, explicó.

Precisamente la fórmula funciona ya que Búsqueda Implacable 3 logró debutar en primer lugar de la taquilla en Estados Unidos al recaudar más de 40 millones de dólares.

Además de Liam Neeson, también aparecen Maggie Grace, Famke Janssen y Forest Whitaker.

TODO UN FENÓMENO

El fenómeno arrancó en el año 2008 cuando el director Pierre Morel, con guión de Luc Besson, llevó a la gran pantalla Búsqueda Implacable. El filme giraba en torno a Bryan Mills (Liam Neeson), un agente especial retirado que debe volver a la acción para liberar a su hija Kim (Maggie Grace), que ha sido raptada en París por una banda de albanos que se dedica a la trata de blancas.

La crítica fue complaciente, mientras que el público repletó los cines de todo el mundo, logrando un éxito de taquilla enorme con una recaudación de 225 millones de dólares en todo el mundo. Por lo mismo, la secuela era casi un hecho, lo que se materializó cuatro años más tarde, nuevamente con guión en manos de Luc Besson, pero esta vez con el director Olivier Megaton tras la cámara.

La cinta giraba nuevamente en torno a Bryan Mills (Liam Neeson) quién se ve obligado a utilizar todos sus recursos y habilidades de agente de la CIA para salvar tanto la vida de su mujer y de su hija como la suya. El padre de uno de los secuestradores albaneses que lo tuvieron en jaque en el primer filme, jura vengarse y aprovecha las vacaciones de la familia Mills en Estambul para llevar a cabo su plan.

El filme logró superar el éxito de la primera película, recaudando 365 millones de dólares en todo el mundo. Por esto, la trilogía era solo cosa de tiempo. En una entrevista con Hollywood.com, el guionista Robert Mark Kamen aseguró que la tercera ya comenzó a desarrollarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario