jueves, 22 de enero de 2015

Películas con subtítulos, en decadencia

Una petición al Multicine y MegaCenter de La Paz está recorriendo las redes sociales. Casi un millar de personas firmantes quiere que se proyecten (más) películas subtituladas. La iniciativa ha despertado debate y algunos aficionados han recuperado una vieja frase de Borges que recordaba el sacrilegio de “combinar las ilustres facciones de Greta Garbo con la voz de Aldonza Lorenzo”.

En nuestras salas la cantidad de películas que llegan dobladas cada vez es mayor (especialmente en infantiles, de acción y grandes producciones). ¿Por qué? Sencillamente, el mercado así lo demanda, es un fenómeno mundial. Los changos así lo quieren. No van al cine a leer, dicen. Y no quieren perderse ninguna información visual.

La batalla está perdida, más teniendo en cuenta que muchos de los que firman la petición pro pelis subtituladas han dejado el hábito de ir al cine y prefieren las “piratitas” en sus cómodas casas. La demanda se esfumó. Los filmes de calidad y en versión original apenas tienen espectadores y los programadores de las multisalas (que velan naturalmente por el negocio) sacan las pelis a la semana de su estreno. La última vez que vi una subtitulada (no soporto el doblaje) compartí la sala oscura con una pareja. En el “feis” todo el mundo es bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario