jueves, 27 de noviembre de 2014

PRESENTAN LAS 12 PELÍCULAS FUNDAMENTALES DE BOLIVIA

La lista de las 12 Películas Fundamentales de Bolivia se presentará oficialmente el viernes 28, cuando los responsables del proyecto de investigación y difusión entreguen los resultados al Ministerio de Culturas.

Si bien aún se desconoce la fecha en que los productos resultantes estarán a disposición del público, ya que depende de esa cartera, los filmes son: Wara Wara de José María Velasco Maidana, Vuelve Sebastiana de Jorge Ruiz, Chuquiago de Antonio Eguino, Mi socio de Paolo Agazzi, Cuestión de fe de Marcos Loayza, Dependencia sexual de Rodrigo Bellot, Lo más bonito y mis mejores años de Martín Boulocq, además de Zona Sur e Yvy Maraey–Tierra sin mal de Juan Carlos Valdivia; y La nación clandestina, Ukamau y Yawar Mallku de Jorge Sanjinés.

El proyecto, largamente esperado, se presentará el próximo viernes 28 en el Salón de Honor del Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), a las 10.30.

Cinco productos son los que se incluyen en el proyecto. La lista de filmes, un video de presentación de las películas a cargo de sus realizadores, un libro, un disco interactivo para enseñanza del cine en Secundaria, y el diseño curricular para la carrera de cine en la UMSA.

LA SELECCIÓN. En marzo del año pasado, en ocasión de conmemorarse el Día del Cine Boliviano, se anunció el inicio al proceso de selección de las obras. La iniciativa, que es una continuación de la realizada con la literatura nacional, busca "destacar las cintas que colaboraron a entender la historia del país a través del séptimo arte", según informó a su tiempo el ministro de Culturas, Pablo Groux.

El responsable del proyecto, Guillermo Mariaca Iturri, explicó que se realizó la selección a través de grupos focales y consultas a directores de cine, periodistas culturales, críticos y académicos, lo que dio como resultado 12 filmes.

Paralelamente a esa selección, se elaboró un libro que reúna historia y crítica del cine boliviano, como una necesidad de contar con un documento que aborde el tema de los últimos 25 años.

La publicación reúne historia del cine boliviano, un panorama de la crítica en Bolivia, bibliografía, y una muestra de cómo se mira académicamente el cine boliviano desde afuera.

"Este libro es, de hecho, el más completo e importante sobre cine en Bolivia que hay. No creo que en mucho tiempo se vaya a hacer algo equivalente", aseguró el docente de la carrera de Literatura de la UMSA.

Inclusive, cabe la posibilidad de hacer un segundo tomo, que sería una antología de la crítica que hay en el mundo sobre el cine boliviano, ya que se cuenta con el material necesario.

RESULTADOS. A los 12 filmes y el libro se sumará un video de presentación de cada película. El material central consta de 30 horas de entrevistas a los directores "donde ellos cuentan su experiencia haciendo cine en Bolivia". No obstante, lo que se mostrará en la presentación es una parte reducida de ese video.

Se busca que en las 30 horas sean un material extra de los discos en los que se copien las 12 películas.

"El compromiso del Ministerio de Culturas es copiar las 12 películas en una cantidad suficiente para distribuirlas, por ejemplo, por lo que queremos que en esas películas se añada, como valor agregado, una entrevista".

Ese compromiso está pendiente, pues la nómina de los filmes fundamentales, fue entregada en noviembre del año pasado, tiempo en el que no se pudo tramitar los derechos de autor de la totalidad de las obras.

Un cuarto producto es el disco interactivo para enseñanza del cine en Secundaria (4°, 5° y 6°), en el que se enseña a mirar cine desde una manera didáctica. "Desde la introducción, por ejemplo de planos de la cámara, se toma un examen, pero por medio de fragmentos del cine boliviano. Lo mismo con montaje, guión, los componentes fundamentales del cine". Por ello, se busca que ese instrumento forme parte de los discos duros de las computadoras de los profesores y que se incorpore a las que se les da a los estudiantes.

Una segunda intención de ese producto es que la materia de cine entre en el currículo, porque las generaciones actuales son gente formada a través de la imagen. Por lo que, el disco será un primer intento para colaborar en la tarea de mejoramiento en el sistema educativo.

De ahí se desprende el quinto producto, que tiene igual relevancia, "sino más, en el largo plazo", y es el diseño curricular para la carrera de Cine en la UMSA. "El diseño ya está, lo vamos a entregar formalmente al rector y decano de la facultad de Humanidades", quien ya se comprometió a dar la infraestructura, carga horaria y todo lo necesario.

"Esperamos que la Universidad reciba no sólo con buena voluntad esta iniciativa, sino con absoluto entusiasmo, porque es inadmisible, incomprensible que así como hay una sola carrera de Literatura en la universidad boliviana, no haya ninguna carrera de Cine".

En criterio de Mariaca, el proyecto busca que se haga una redistribución del patrimonio cultural, ya que su difusión es "enormemente restringida". Así como tradición oral no se conoce en las ciudades, en el área rural no se conocen las novelas.

Entre ambas fuentes de la cultura hay una distancia, por lo que este trabajo tiene como uno de sus objetivos contribuir a la redistribución interna de ese patrimonio, para que la ciudad conozca el campo y viceversa.

Otro de los objetivos es que todos tengan acceso a las maneras de "cómo hemos construido y cómo hemos ido construyendo nuestro país. Cómo nos hemos ido haciendo, constituyendo.

De ahí la relevancia de tener el patrimonio cultural al alcance de todos, no solo para conocernos entre nosotros sino para conocer nuestra trayectoria histórica".

EL PROCESO DE SELECCIÓN. Si bien en un inicio se buscó que sean 15 las películas fundamentales, de acuerdo a lo anunciado por el Ministerio de Culturas, el responsable del proyecto aseguró que el número es de 12 por consenso. "Es un acuerdo de carácter académico, histórico y de relevancia cultural". Lo mismo sucedió con las novelas, que en principio eran 10 y terminaron siendo 15.

Fueron entre 50 y 60 personas consultadas para elaborar la nómina. Algunas de ellas fueron Carlos Mesa, Pedro Susz, Alfonso Gumucio, Mauricio Souza, Antonio Eguino, Paolo Agazzi, Marcos Loayza, Ana Rebeca Prada, Jimmy Iturri, Santiago Espinoza y otros entendidos.

500 páginas tendrá el libro sobre cine boliviano que será presentado este viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario