domingo, 12 de octubre de 2014

VAMPIROS, HORROR Y DRAMA SE EXPONEN EN OLALLA

La realizadora estadounidense se alista para exhibir un filme de vampiros rodado en La Paz y Potosí. Una historia gótica basada en el libro homónimo de 1881, de Robert Louis Stevenson.

La cineasta estadounidense Amy Hesketh, quien vive y realiza filmes en el país desde hace nueve años, se apresta a estrenar su más reciente largometraje, Olalla. Basada en el libro homónimo del novelista escocés Robert Louis Stevenson, es una película de vampiros de género de horror y drama.

El estreno de la producción de Pachamama Films será en noviembre, aunque una premier se prevé para el 31 de este mes.

La historia. Olalla se filmó en La Paz y Potosí (Cayara), este año, y es la cuarta película dirigida por Hesketh en el país

Anteriormente, el director de Pachamama Films, Jac Ávila, presentó Muerta pero soñando, de igual temática, aunque de "vampiros 'tradicionales', los dueños de la noche, de largos colmillos". En cambio, en Olalla, Hesketh toma la historia de un libro que trata sobre una familia de vampiros genéticos. "Una familia que necesita de sangre humana para sobrevivir y prolongar sus vidas. No se juntan con el mundo exterior y cuando lo hacen las consecuencias pueden ser funestas". La película cuenta los avatares de Olalla, sus hijas (Olalla y Ofelia) y su hermano Felipe, los personajes centrales. Olalla, tanto la madre como la hija, interpretadas por Amy Hesketh, son algo díscolas, ya que no pueden controlar sus impulsos y eso pone en peligro a la familia entera.

El cineasta, quien trabaja a la par de Hesketh, considera que lo fuerte del filme es la caracterización del personaje principal, en sus dos generaciones. Por otro lado, la representación de una familia de larga tradición, profundamente decadente, que busca sobrevivir en un mundo cuya sola presencia la ve como un peligro.

Es así que el público tendrá la oportunidad de ver "una historia, que puede describirse como gótica, en el sentido literario de la palabra, que se refiere a una etapa de la literatura de donde precisamente sale éste drama poco usual, bastante oscuro y con humor negro". Por ello, es una película para personas con criterio formado, mayores de 18 años.

Amy Hesketh llegó a Bolivia en 2005 y trabajó con Jac Ávila en el docudrama Outbreak sobre la fiebre hemorrágica del Beni para la National Geographic. Retornó en 2006 y trabajó en otros tres documentales para Pachamama Films, todos en el Beni. El 2008 adaptó un guión que tenía para rodarlo en Bolivia. El resultado fue la controversial película Sirwiñakuy, su ópera prima. A partir de ese momento se acumularon los proyectos y su estadía en el país se hizo definitiva. En los nueve años que vive en Bolivia, Hesketh trabajó en seis largometrajes, de los cuales dirigió cuatro.

4 filmes son los que hasta el momento ha dirigido Amy Hesketh en el país.

Pachamama films. Previo al estreno de Olalla, en el Cine Teatro Municipal 6 de Agosto se prepara un ciclo de Pachamama Films para el 23 y 24 de octubre. También, el lunes 20 se presentará el corto de Amy Hesketh Ekeko junto a Chuquiago, de Antonio Eguino.

La productora nacional Pachamama Films trabaja en coproducción con Decadent Cinema y la distribución de VermeerWorks LLC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario