miércoles, 17 de septiembre de 2014

Norte estrecho se juega por los festivales

Según Alfred Hitchcock, el famoso cineasta de los 50: “el cine son 400 butacas por llenar”. ¿Cuál es la fórmula para hacerlo? Detrás de eso está el cochabambino Omar Villarroel, el director y productor de Norte estrecho, la cinta boliviana sobre la migración, que comenzó su rodaje en 2010 y que está lista desde el 13 de septiembre para ver la luz. Ganador del Bolivia Lab, Villarroel busca para su ópera prima el respaldo internacional a través de festivales como los de Huelva, San Sebastián (España), Sundance o Tribeca (EEUU). “La intención es ganar prestigio y en caso de clasificar, tener posibilidades de lograr la distribución”, aclara el también autor del guion junto a Juan Cristóbal Ríos.

Realidad latinoamericana

El drama, de 106 minutos, gira en torno a Jorge (interpretado por el boliviano Luis Bredow), un latino dueño de un centro de llamadas en Estados Unidos que facilita la comunicación entre migrantes latinoamericanos y sus familiares que dejaron en sus países de origen. Debido a su estatus de ilegal, Jorge debe tomar decisiones drásticas con respecto a su negocio. Esto repercute en la vida de Charo (la consagrada actriz mexicana Carmen Salinas), y de su hijo, Julio, encarnado por el cruceño Pablo Fernández, que dejó en México a su hija, huérfana de madre, con la intención de darle una mejor vida, pero a quien la angustia no lo deja tranquilo.

“Interpreto a 'Charito', una mujer que trabaja para sacar adelante a sus hijos. Ella hace la limpieza en casas, lava, cocina y hace todo lo que puede", explicó la mexicana en su paso por Cochabamba. El reparto lo completan actores de México, Argentina, Estados Unidos, Bolivia, Perú y Venezuela.

Para verla

Mientras Norte estrecho transita su camino de festivales, Villarroel afirma que, en función de los resultados internacionales, la cinta se verá en Bolivia entre enero y febrero de 2015.

Con una inversión de $us 500.000, de los cuales $us 105.000 llegaron gracias a Ibermedia, la película fue filmada en Cochabamba, EEUU y Argentina y cuenta cuatro historias paralelas de migrantes por las que deberemos esperar

No hay comentarios:

Publicar un comentario