domingo, 21 de septiembre de 2014

Luis Felipe Tovar, tres veces ganador del premio Ariel, llegó ayer a La Paz

"Hasta que al fin estoy en Bolivia. Me siento muy feliz de visitar su país”. Ésas fueron las primeras palabras del actor mexicano Luis Felipe Tovar, quien llegó el fin de semana al país para rodar la película Lo peor de los deseos, dirigida por el cineasta Claudio Araya Silva.
El actor, que hasta la fecha participó en más de 100 películas, contó que la primera vez que tuvo una conexión con Bolivia fue cuando lo convocaron a protagonizar la película boliviana American Visa, de Juan Carlos Valdivia, pero por azares del destino no logró formar parte del proyecto.
El rodaje del filme comenzará en los próximos días, en las locaciones de La Paz y El Alto. Tovar adelantó que interpretará a un taxista llamado Carlos Borja.
¿Qué significa para usted visitar por primera vez Bolivia?
Evidentemente forma parte de un sueño que esperaba cumplir desde hace cuatro años. Siempre he querido conocer Bolivia, pienso que es un punto neurálgico no sólo de América del Sur, sino del planeta Tierra.
Cuando tuve la oportunidad de conocer a Claudio Araya, que me invitó a participar de este proyecto, me sentí muy emocionado. Repito, es un sueño hecho realidad. No conozco Bolivia. Pienso que estoy a punto de entrar a un universo diferente al que pertenezco y que quiero descubrir. Realmente, llego con una excelente actitud y una muy buena voluntad para aprender. Quiero disfrutar de Bolivia y de su gente.
¿Qué lo ha motivado a protagonizar la película boliviana Lo peor de los deseos?
Te cuento que ayer platicaba de este tema con Claudio Araya y le decía que el deseo para mí tiene una característica: es irresistible. Hay algo que siempre te motiva, que es diferente, pero el deseo es irresistible, no tiene que ver con el deseo de carácter carnal o físico, tiene que ver con algo que es inherente a tu naturaleza, entonces, cuando hay un proyecto que me interesa, con gente que coincide con mis expectativas -que son muy altas- y que habla de un tema que es importante tratar, acepto ese desafío. Siempre busco proyectos que me hacen mejor como actor y como ser humano.
En varios medios mexicanos se anunció que usted encarnará a Camilo, un taxista y asesino serial ¿Por qué decidió dar vida a este personaje?
He hablado de esta película por más de tres años. El personaje se llama Carlos Borja, quien es un sindicalista. Es un personaje transgresor que usa a las demás personas para poder escalar. Carlos está dispuesto ha hacer lo que sea para alcanzar un objetivo. Tiene un carácter arrogante, soberbio, egoísta y que está dispuesto a sacrificar a los demás para alcanzar sus objetivos.
Según la producción, este personaje le exige adentrarse en la cultura boliviana. ¿Qué referencia tiene de Bolivia? ¿Qué significa para usted este reto?
Tengo que empaparme (de la cultura boliviana). Voy a aprender todo, pero pienso que todos los países (de la región) tenemos muchas cosas en común, empezando por problemáticas como la pobreza, la corrupción, la falta de equidad y otros. Pero también tenemos muchas cosas (positivas) en común, como el amor, la pasión, el deseo de salir adelante, de poder trabajar en colectivo, las raíces indígenas, nuestra equidad, nuestras lenguas y otras. Estoy aquí porque vamos a presentar un proyecto que a la gente le va a gustar y hará reflexionar a las personas.
Usted participó y protagonizó 106 filmes. ¿Qué películas definieron su carrera actoral?
No tengo predilección por alguna. He tenido películas que han tenido más trascendencia, como La Virgen de la lujuria o Todo el poder, entre otros. Tengo una decena de filmes que han tenido fuerza en el cine latino.
¿Qué perspectiva tiene del cine latinoamericano? ¿Usted considera que falta apoyo estatal?
Creo que en toda Latinoamérica el cine está un poco abandonado, pero no sé qué pasa en Bolivia. En general, el cine latinoamericano sufre por falta de apoyo de las instituciones estatales y privadas. Sin embargo, poco a poco vamos recuperando, al menos en México el cine se ha consolidado.

Un perfil sobre el personaje mexicano
Origen Luis Felipe Tovar nació el 2 de diciembre de 1959, en Puebla, México. Es actor y maestro de actuación. En 2003 abrió su escuela de actuación "El Set”. Ha dictado talleres en varios países de la región.
Trayectoria Estudió actuación en la Escuela de Teatro de Bellas Artes, en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de La Habana. Ganó tres premios Ariel: en 1993 por Principio y Fin, en 1995 por El Callejón de los Milagros y en 1997 por Sin remitente. Trabajó para directores como Arturo Ripstein.
Trabajo En 2005, protagonizó en TV Azteca la telenovela Los Sánchez. Luego, en 2006, fue protagonista de la telenovela Montecristo, una adaptación de la novela de Alejandro Dumas.
Obra Participó en más de 70 películas, como El misterio de la araña (1986), Félix, como el gato (1995), Los vuelcos del corazón (1996), Luces de la noche (1998), Entre la tarde y la noche (1999), Circuito interior (1999) y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario