viernes, 26 de septiembre de 2014

FILME MUESTRA LA LUCHA INVISIBILIZADA DE LA MUJER

La cinta se estrenará el viernes 3 de octubre en la Cinemateca.

El nuevo trabajo audiovisual de María Galindo, 13 horas de rebelión, busca exponer la lucha constante, pero invisibilizada, de la mujer boliviana. Se trata de seis cortometrajes en género de docuficción filmados en La Paz, Sucre y Santa Cruz, que podrán verse en estreno el viernes 3 de octubre en la Cinemateca Boliviana, en funciones diariasde 19.30 y 21.30.

El filme estará en cartelera durante un mes con la entrada en dos por uno en todas las funciones. Asimismo, la función de las 19.30 contará con un debate con el público, porque "para mi gusto el contacto con el público, la forma como la gente interpreta el trabajo es fundamental y aprendo mucho de cada uno de los debates", aseguró la impulsora de Mujeres Creando.

Rebeldía. Galindo explicó que el trabajo en su conjunto pretende reflejar la rebelión invisibilizada que protagonizan actualmente las mujeres bolivianas. "Una rebelión subterránea que está vinculada con los temas más profundos de la vida y que está generando cambios que no se los quiere asumir ni ver socialmente".

Igualmente sostuvo que el filme no necesariamente tiene un propósito y menos aún un objetivo específico, ya que la creación de lenguaje visual es parte de su lucha. Lo que tiene que ver con "la construcción de mundos simbólicos diferentes a los que se nos impone todos los días a través de los medios de comunicación".

Es así que escribir su versión de la vida en imágenes en un video es lo que hace, pero no como un objetivo sino como parte de esa lucha, "de nuestra lucidez, de que hacer eso es vital".

Después del estreno del trabajo, la próxima semana, Mujeres Creando hará el "esfuerzo pertinaz" de llevarlo a todo el país incluidas capitales de provincia.

Mujeres creando en BRASIL. El colectivo participó recientemente en la Bienal de Arte de San Pablo con uno de los cortos que forma parte de la obra Úteros Ilegales y que fue un éxito. "Vimos instituciones culturales que tienen la conciencia de que el público es lo principal para cualquier obra. Me duele pensar que en Bolivia todas las instituciones culturales públicas y privadas están o caducas o elitizadas o destruidas. Acá la institución cultural no existe".

No hay comentarios:

Publicar un comentario