domingo, 27 de abril de 2014

IMPLEMENTAN CINE PARA CIEGOS EN FILMES BOLIVIANOS

El tiflocine (cine para ciegos) fue implementado para las películas: El día que murió el silencio, Cuestión de fe y American Visa.

Tres películas nacionales fueron especialmente sonorizadas para que no videntes puedan apreciarlas. A través de un sistema audiodescriptivo, implementado por primera vez en el país, los no videntes tendrán acceso a destacados títulos de la cinematografía nacional. Una productora de audio realizó el trabajo durante un año y se alista para presentar el resultado el próximo mes en la Cinemateca Boliviana. El primer Miniciclo de Tiflocine en Bolivia "Franchesco Díaz Mariscal", será presentado el 15 de mayo con la proyección de El día que murió el silencio, de Paolo Agazzi; continuará el 21 con Cuestión de fe, de Marcos Loayza; y finalizará el 29 con American Visa, de Juan Carlos Valdivia.

Inclusión - entretenimiento. La Productora de Audio Scat, a cargo de Fabiola Chávez Balcázar y Saulo Carranza Mariscal, implementaron el sistema de audiodescripción en el país, que consiste en que las imágenes de un filme estén descritas de forma detallada para sustituir la falta de percepción visual.

El proyecto se inició en 2011, cuando se comprobó que en el archivo de la Cinemateca no existían registros de esas características. Tras buscar experiencias de otros países, fue en marzo del año pasado que los productores tuvieron contacto con el Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC). El director departamental, Edwin Ilaya, confirmó que en el país no se había hecho nada similiar.

Ambos pasaron un curso, vía internet, sobre audiodescripción y realizaron tres fragmentos que fueron presentados en los Centros de rehabilitación Luis Braille y Santa Cecilia, además de enviar el trabajo a direcciones departamentales de Tarija y Santa Cruz. Finalmente se buscó a Marcos Loayza, Juan Carlos Valdivia y Paolo Agazzi, quienes se mostraron felices y dieron el permiso para trabajar sobre algunas de sus obras más destacadas.

Las películas, como tal, están intactas, según Carranza, quien explicó que la audiodescripción se basa en "describir lo que está pasando en los sectores donde no hay diálogos ni sonidos representativos de la película". Entonces se aprovechan todos esos sectores para contar lo que pasa en determinado momento, y esta narración debe ser "cien por ciento neutral, objetiva, sin resaltar ningún tipo de emociones".

El tiflocine es empleado como una terapia inclusiva, ya que con ese sistema los no videntes pueden reunirse con su familia y amigos, ya que "el tema de la entretención para ellos es nulo".

Asimismo, Chávez aseguró que otra fase del proyecto es que se pueda tener el trabajo de manera más personal. "En un futuro puede ir cualquier persona afiliada al IBC a sacar (el video) y verlo en su casa. Como un videoclub".

Después de la presentación en La Paz, y después Santa Cruz, se mandará una copia de los filmes a las direcciones departamentales y a los centros de capacitación para no videntes.

CINE PARA NO VIDENTES

HOMENAJE

> El Miniciclo de Tiflocine boliviano llevará el nombre de Franchesco Díaz Mariscal, conocido periodista y guionista paceño que falleció en 2013. Díaz apoyó y fue parte del proyecto desde un inicio.

CONTINUACIÓN

> La idea es producir tres películas por año, si se puede tal vez más. Ya se tienen otros tres títulos en mente, pero primero se debe hablar con los directores para que los derechos les sean cedidos.

PROYECCIÓN

> Si bien se busca continuar con la adaptación de títulos del cine boliviano, otra fase del proyecto incluirá a películas del extranjero.

> Más a futuro, el propósito es que el trabajo pueda estar disponible a través de la televisión nacional.

> La Cooperación Suiza para el Desarrollo (Cosude) auspició la producción de los filmes.

LAS VOCES: EN CUESTIÓN DE FE LA NARRACIÓN ESTUVO A CARGO DE MARIANA VARGAS; EN EL DÍA QUE MURIÓ EL SILENCIO, PEDRO GROSSMAN; Y DE AMERICAN VISA, ALEJANDRO VIVIANI. LOS TRES SON LOCUTORES - ACTORES DE AMPLIA EXPERIENCIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario