jueves, 20 de marzo de 2014

¿Cine nacional sin rumbo ni apoyo?

Sin apoyo, falto de propuesta y sin una visión amplia, son las apreciaciones que genera la situación actual del cine boliviano, que mañana cumple un aniversario más. Si bien el primer filme en el país se realizó en el año 1904, recién en 2007 se nombra al 21 de marzo como el Día del Cine Boliviano, en conmemoración del aniversario del asesinato de la eminencia en cine, el sacerdote Luis Espinal Camps.

Una ley de cine dormida. A siete años del nombramiento, los cineastas coinciden en exigir el apoyo del Estado y la aprobación del proyecto de la Ley de Cine. "Esta ley tiene que aprobarse porque es un factor determinante para que haya apoyo al cine en Bolivia", dijo Martín Salas, coordinador académico de la Fábrica Escuela Internacional De Cine. "La aprobación permitiría fondos para apoyar producciones de todo el país y no solo de La Paz", señaló.

Del siglo anterior a este. "La era digital permitió más producciones", destaca Gustavo Portocarrero, fundador de la Escuela de Cine y Artes Audiovisuales (ECA), "sin embargo se necesita apostar por un nuevo lenguaje cinematográfico", añade.

Puntualiza que se debe trascender a un esquema más universal y mostrar la cultura boliviana. Mientras que para el joven cineasta Diego Mondaca autor de la Chirola, el cine boliviano sigue siendo invisible. "Su rol crítico aún no es efectivo y, al menos en los últimos años, no ha planteado criterios nuevos que acompañen el innegable proceso de cambio que vivimos", acentuó.

En Santa Cruz. Hacer cine es el lema de Alejandro Fuentes, director del Festival Internacional de Cine (Fenavid). "Pero no de manera aislada, tenemos que unirnos", señala. El cineasta reconoce que hay películas vanales y que no tienen un sentido.

No obstante, destaca que actualmente se hace más cine. En tanto, para Paz Padilla el cine está sufriendo una crisis por la falta de apoyo tanto del Estado y entidades privadas. "No hay condiciones, ni legales, ni económicas", agregó. Para el productor Gerardo Guerra se está haciendo cine, pero sin apoyo. Apuntó que la falta de apoyo del Estado desalienta a los cineastas y resaltó que la aprobación de la propuesta de cine podría significar hacer cine de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario