miércoles, 26 de febrero de 2014

Aventuras de Peabody y Sherman

ARGUMENTO

El Sr. Peabody, el perro más exitoso del mundo, y su travieso hijo Sherman, van a utilizar su máquina del tiempo -el Vueltatrás- para embarcarse en la aventura más escandalosa que se haya visto jamás. Sin embargo, en un desafortunado accidente, Sherman le muestra la máquina a su amiga Penny para impresionarla y acaban creando un agujero en el universo, provocando el caos en los acontecimientos más importantes de la historia. Antes de que el pasado, el presente y el futuro queden alterados, el Sr. Peabody acude al rescate mientras tiene que hacer frente al mayor desafío de siempre: ser padre. Juntos dejarán su huella en la historia.

DETALLES DE PRODUCCIÓN

Las aventuras de Peabody y Sherman, es una comedia de aventuras que combina ciencia ficción, viaje en el tiempo, personajes excéntricos y un diálogo inteligente, unidos por la extraña relación de nuestros héroes: un perro y su hijo humano.

Las aventuras de Peabody y Sherman es al fin y al cabo la historia de la relación entre un padre y su hijo. “El Sr. Peabody adoptó a Sherman y lo crió lo mejor que pudo”, explica el director de la película, Rob Minkoff, autor de otros éxitos como la película de animación El rey león y la película de carne y hueso/animación Stuart Little. “Como en cualquier familia, las cosas se complican; así que los dos tienen que crecer y aprender de las experiencias para conseguir ser una familia más unida”.

No hay duda de que algunos de los métodos que utiliza el Sr. Peabody para educar a su hijo son poco tradicionales, como viajar con Sherman a través del tiempo en una serie de increíbles aventuras. El viaje en el tiempo es un tema absorbente, de una dimensión fascinante, que deriva en historias llenas de aventuras. Los personajes contemporáneos de la película interactúan con personajes famosos de la historia, una dinámica que provoca situaciones ridículas e infinidad de choques culturales.

Pero para viajar a través del tiempo hay que seguir unas reglas, como no encontrarte contigo mismo y tener el mínimo impacto posible en el pasado.

La puerta de entrada del Sr. Peabody y Sherman a las infinitas capas de la historia es un artilugio asombroso llamado el Vueltatrás, la inigualable creación del inventor más importante del mundo: el Sr. Peabody. El sagaz canino construyó el aparato para que Sherman pudiera vivir la historia de cerca y en persona.

El Vueltatrás es mucho más que un vehículo, es un personaje por derecho propio, que se convierte en un jugador esencial en las aventuras de Peabody y Sherman a través del tiempo.

DE TAL PALO, TAL ASTILLA

Rob Minkoff afirma que el Sr. Peabody y Sherman son un equipo clásico de película, “al igual que lo eran Laurel y Hardy (el Gordo y el Flaco), Batman y Robin o Sherlock Holmes y Watson”. Son unas sociedades emocionantes, pero el Sr. Peabody no es el típico perro de raza beagle; es un titán de los negocios, inventor, científico, ganador del premio nobel, medallista olímpico y genio… que resulta ser un perro.

Peabody posee la brillantez de Einstein, el ingenio de Oscar Wilde, la valentía de Indiana Jones, las habilidades deductivas de Sherlock Holmes, la clase de James Bond y la destreza culinaria de Mario Batali. El único desafío que le queda a Peabody es su hijo adoptivo Sherman. Peabody se desvive por Sherman, del que aprende algo que hasta un genio tiene que descubrir: cómo ser un buen padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario