jueves, 23 de enero de 2014

Ajuste de cuentas

En La gran revancha, Stallone y De Niro interpretan a Henry Razor Sharp y Billy Kid McDonnen, dos modestos boxeadores de Pittsburgh cuya enconada rivalidad llama la atención a nivel nacional. Cada uno había ganado uno de los dos combates en los que se habían enfrentado en sus buenos tiempos hasta que, en 1983, en la víspera de su decisivo tercer combate frente a frente, Razor anuncia por sorpresa su retirada, negándose a explicar el motivo, dando el golpe definitivo a la carrera de ambos. Treinta años más tarde, el promotor pugilístico Dante Slate, Jr. ve la posibilidad de hacer un negocio muy rentable y les hace una oferta que no pueden rechazar: volver al ring y desnivelar la balanza de forma definitiva.

Pero quizá no tengan que esperar tanto: en su primer combate frente a frente en muchos años, su ancestral rivalidad estalla en forma de una involuntariamente hilarante campaña que, de forma instantánea, se propaga por las redes sociales. La repentina locura de los medios por este modesto enfrentamiento lo convierte en un espectáculo de la HBO que nadie quiere perderse. Ahora, si logran sobrevivir al entrenamiento, puede que logren vivir lo suficiente como para volver a boxear.

En la película también aparecen Kevin Hart (Think like a Man) en el papel de Dante Slate, Jr.; el oscarizado Alan Arkin como el antiguo entrenador de Razor, Louis Lightning Conlon, que consigue volver a ponerle en forma; y la oscarizada Kim Basinger (L.A. Confidential) en el papel de Sally Rose, viejo amor de Razor.

NOTAS DE PRODUCCION

Treinta años después de su segundo combate frente a frente, Kid McDonnen y Razor Sharp se preparan para volver a enfrentarse

Ajuste de cuentas reúne a los pesos pesados Sylvester Stallone y Robert De Niro con el gran poder cómico de Kevin Hart y el humor de Alan Arkin en una película para fans de todas las edades. Incluso antes de que los personajes de Stallone y De Niro, Razor y Kid, se suban al ring para zanjar un viejo enfrentamiento pendiente, los puños y las barbas campan a sus anchas por la pantalla mientras ambos púgiles se preparan para “el combate del siglo”.

“Siempre me ha apasionado el boxeo, y siempre me han gustado las historias de segundas oportunidades”, afirma el veterano en el mundo de la comedia Peter Segal, director y productor de la película. “Pero aún más importante que el combate son las segundas oportunidades que los protagonistas logran para enmendar relaciones rotas hace treinta años. En esencia, el combate se vuelve una metáfora de que no se debe abandonar nunca”.

El productor Bill Gerber destaca: “Además de representar un enfrentamiento pendiente, esta historia nos pareció una oportunidad estupenda para hablar de relaciones que se dejan colgadas. Muestra lo humano (y gracioso) que es envejecer y, como yo mismo estoy envejeciendo, me gusta contar historias así”. Kelleher creó los personajes de Billy Kid McDonnen y Henry Razor Sharp, dos boxeadores cuya rivalidad les valió fama y fortuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario