miércoles, 23 de octubre de 2013

Thriller con mucho humor: ‘7 Cajas’, el divertido hito del cine paraguayo


7 Cajas, es la película que ha situado a Paraguay en el mapa cinematográfico. Una auténtica revelación que ataca los prejuicios y tópicos del cine periférico dirigida por los debutantes Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori.

7 Cajas es la peripecia de Víctor (Celso Franco), un joven carretillero del emblemático Mercado 4 de Asunción, que sueña con aparecer en la televisión y que acepta el sospechoso encargo de evitar que la policía encuentre siete cajas con un contenido desconocido a cambio del clásico salario del miedo. La cinta combina un ritmo hollywoodense con la idiosincrasia guaraní, demostrando que lo universal se adapta a cualquier fotogenia.

Convirtiendo la estrechez en virtud, con gran talento, y con reminiscencias a Tarantino o Danny Boyle, 7 Cajas es una película frenética y divertida, a medio camino entre la pesadilla y la gamberrada que, gracias al premio de Cine en construcción del Festival de San Sebastián 2011, se ha desplegado por festivales de medio mundo. En su país es ya la película más taquillera de la historia (superando a Titanic).

EL ALUCINANTE MERCADO 4

Pese a su vocación de género, la realidad del Mercado 4 y sus gentes es un personaje más. Un escenario vivo, con actividad incesante durante las 24 horas, en el que tuvieron que rodar. “El Mercado 4 es un microcosmos que existe el corazón de Asunción y es el lugar más emblemático de Paraguay porque es donde convergen muchas culturas”, explica Juan Carlos Maneglia, que además de dirigir es el autor del guión. “En 1991, Tana y yo tuvimos la posibilidad de pasar una noche entera en el Mercado 4 haciendo un trabajo de investigación periodística y le dije que era un lugar impresionante para hacer una película”.

El Mercado 4 parece encantado con el retrato y ha devuelto el favor. “Algo maravilloso pasó: en el corazón del mercado hay una cuadra entera en la que está pirateada hasta la película que salió hace una semana en EE.UU. y tenían un cartel que decía: ‘Aquí no tenemos la película 7 Cajas. No insista, carajo’. Lo pusieron en Internet y para nosotros fue un orgullo enorme porque asumían la película como suya”, recuerda el director Maneglia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario