jueves, 18 de julio de 2013

El conjuro lleva al cine el horror "verídico" de una casa embrujada



Antes de las pesquisas que motivaron el mítico film de 1979 Terror en Amityville, los célebres investigadores estadounidenses de fenómenos paranormales Ed y Lorraine Warren trabajaron en otro caso de casa embrujada, relatado recién ahora, 40 años después, en The Conjuring.

A pesar de las miles de investigaciones paranormales que estos cazadores de fantasmas aseguran haber llevado a cabo, sus aventuras han sido poco explotadas en el cine. Pero eso está por cambiar con The Conjuring, que se estrena el viernes en Norteamérica y entre agosto y octubre en Latinoamérica y España, donde ha sido titulada El conjuro o Expediente Warren, respectivamente.

La cinta, que afirma relatar uno de los primeros casos de la pareja, inaugura una probable serie de películas sobre los trabajos del demonólogo Ed Warren, fallecido en 2006, y su esposa supuestamente vidente, Lorraine, de 86 años.

The Conjuring, dirigida por James Wan, famoso por el film de terror Saw (Juego macabro o El juego del miedo), cuenta el drama verídico de la familia Perron, cuya casa de campo en Rhode Island (noreste de EEUU), parece estar poseída por un espíritu demoníaco y deposita en los Warren sus últimas esperanzas de salvación.

Vera Farmiga encarna a Lorraine, mientras Ed es interpretado por Patrick Wilson. El guión es una adaptación de un libro de Andrea Perron, una de las cinco hijas de la familia.

"La parte más aterradora del proyecto fue tener que contar la historia de mi familia a extraños", dijo Andrea Perron.

Pero por muy terrorífico que sea el filme, "nadie en mi familia se sorprendió, perturbó o asustó por lo que haya visto en la pantalla", prosiguió la autora del libro.

"Le puedo decir que lo que ocurrió en esa casa es mucho más terrorífico de lo que muestra la película", aseguró a la AFP.

"La punta del iceberg" del terror

Los actores se beneficiaron de los consejos y confidencias de la parapsicóloga Lorraine Warren, quien continúa la labor que inició con su marido.

Patrick Wilson, quien no tiene el físico robusto de Ed Warren, dijo que prefirió focalizarse en el carácter del personaje.

"Era un hombre muy fuerte, con una determinación de acero, un devoto católico, y devoto padre y esposo. Podía haberme anclado ahí", confió a la AFP. "Pero él también tenía un costado más ligero. Estaba rodeado de demonios y espíritus malignos, pero le encantaba divertirse y bromear".

Wilson aseguró que el hecho de trabajar sobre acontecimientos paranormales "verídicos", o presentados como tales, no modificó sus creencias.

"Yo jamás vi un fantasma, espíritu ni nada de esa clase. Pero sí hay ocasiones en que los investigadores no han hallado respuestas" racionales a sus interrogantes, declaró a la AFP.

"Todo esto forma parte de una misma creencia según la cual otras fuerzas (además de las vivas) están aquí con nosotros. No creo que seamos sólo animales. Pienso que hay otra vida u otra fuerza, llámela como quiera", agregó.

Para el actor, creer o no creer en fenómenos paranormales no afectó su actuación: "Ed Warren cree y por lo tanto yo creo, eso es todo", dijo.

"Es la única forma de abordar un papel. El primer deber de un actor no es juzgar al personaje que interpreta, sino la veracidad de la situación, sin importar si es un buen tipo o un mal tipo, un rufián, un asesino en serie o un comediante", explicó.

Wilson señaló que el caso de los Perron "es sólo la punta del iceberg".

Los Warren "han investigado miles de casos y éste es sólo uno de los más memorables", continuó.

New Line (Warner), que produjo el filme, también ve una potencial mina de oro en las pesquisas de los Warren. Su presidente, Toby Emmerich, declaró a la revista Variety que el estudio ha comenzado a abordar otro caso de la pareja.

"Ya tenemos el permiso y el apoyo de Lorraine y trabajamos en el desarrollo de otra película", afirmó.

Fuente: AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada