miércoles, 26 de junio de 2013

Guerra Mundial Z


ARGUMENTO

En un día ordinario, Gerry Lane y su familia de pronto encuentran su tranquilo trayecto interrumpido por un embotellamiento urbano. Como ex-investigador de las Naciones Unidas, Lane siente que ése no es un atasco de tráfico común. Mientras los helicópteros de la policía surcan el cielo y oficiales en motocicleta pasan rápidamente a su lado, la ciudad se convierte en un caos.

Algo causa que hordas de personas se ataquen ferozmente unas a otras; se trata de un virus letal que se propaga a través de una sola mordida, convirtiendo a humanos saludables en algo irreconocible, irreflexivo y salvaje. Un vecino se vuelve contra otro; un extraño amigable en un instante se convierte en un peligroso enemigo. El origen del virus se ignora y el número de infectados aumenta exponencialmente cada día, convirtiéndose en una pandemia global. A medida que los infectados superan a los ejércitos del mundo y derrocan a sus gobiernos, Lane se ve obligado a retomar su peligrosa vida anterior para garantizar la seguridad de su familia, encabezando una desesperada búsqueda mundial para descubrir la fuente de la epidemia y un medio para detener su implacable propagación.

DE LAS PÁGINAS A LA PANTALLA

Guerra Mundial Z comienza como una novela de horror post-apocalíptico de Max Brooks llamada ‘World War Z: An Oral History of the Zombie War’, escrita en primera persona, como un relato individual de aquéllos que la experimentaron. Los productores Brad Pitt, Dede Gardner y Jeremy Kleiner leyeron el libro en galeras antes de que se editara y los cautivó, junto a todos los miembros en su compañía de producción, Plan B Entertainment.

“Hace cinco años no sabía nada sobre zombies. Ahora me considero un experto”, recuerda Pitt. “El libro de Max trata el género zombie como una pandemia global que se propaga de forma similar a los virus que hemos visto, como el SARS. ¿Qué pasa cuando esto rompe las convenciones sociales...? ¿Qué pasa cuando todo lo que nos importa hoy en día se esfuma? ¿Qué pasa cuando las estructuras de poder y las normas sociales se hunden? ¿Quién sobrevivirá?”.

“La obra nos conmovió como algo importante y premonitorio, pese a ser un libro de zombies, o quizá por eso. No sabíamos por qué era tan atractivo”, comenta Gardner.

El enorme alcance de la historia también interesó a Kleiner, que conocía el trabajo de Brooks, pues había leído su libro adjunto/manual de campo, The Zombie Survival Guide.

“La escala global, la confluencia de zombies, política e instituciones nos intrigó y añadió elementos interesantes y contemporáneos inusuales en el género zombie”, dice Kleiner.

Las “películas de zombies” se han convertido en un género propio y hoy disfrutan de un renacimiento muy notorio. Forster está convencido de que hay una razón temática para este resurgimiento y muchos símbolos de los zombies lo conmovieron y lo atrajeron al proyecto.

“Creo que las películas de zombies son fascinantes pues fueron muy populares en los años 70, en una época de incertidumbre y agitación en la sociedad. Actualmente vivimos una era de cambio y escepticismo, así que los zombies también nos atraen. Ellos simbolizan una gran metáfora, representan una especie de inconsciencia y son como un espejo que refleja lo que está ocurriendo en el mundo”, dice el director.

No hay comentarios:

Publicar un comentario