lunes, 24 de junio de 2013

El Llanero Solitario cabalga de nuevo y recala en el cine

Ochenta años después de su primera aventura radiofónica en las ondas de la emisora WXYZ de Detroit, el icónico justiciero enmascarado del Lejano Oeste renace ahora en la gran pantalla con el filme The Lone Ranger (El Llanero Solitario), un relato que retoma las andanzas del héroe desde sus inicios y que se estrenará el 3 de julio.

La película recupera los elementos clásicos del personaje, desde su sombrero blanco a su antifaz, pasando por su caballo Silver, su conocida melodía orquestal (William Tell Overture, de Rossini) y su inseparable compañero, el indio Tonto (Toro en español), que en la piel de Johnny Depp pasa a ocupar un primer plano.

“Contamos la historia desde el punto de vista de Tonto, es como si Don Quijote fuera narrado por Sancho Panza”, comentó su director, Gore Verbinski, que en una entrevista con EFE confesó ser un “gran aficionado al western”.

Verbinski ya había visitado ese género en la cinta de animación Rango, también con Depp, aunque explicó que la esencia de ese tipo de películas está muy presente en su filmografía.

“Hay mucho de western en Piratas del Caribe”, señaló el realizador de las tres primeras entregas de la taquillera saga de corsarios en las que Depp lleva la voz cantante como el capitán Jack Sparrow.

De hecho, el proyecto de El Llanero Solitario se gestó mientras Verbinski trabajaba en Piratas bajo la producción de Jerry Bruckheimer, responsable ahora de resucitar al popular llanero, para lo que se contó con mucha parte del equipo de la saga bucanera.

Los guionistas Ted Elliot y Terry Rossio, el compositor Hans Zimmer, el editor Craig Woods, la directora de casting Denise Chamian, la decoradora Cheryl Carasik, la maquilladora Penny Rose y el equipo de peluquería son algunos de los que se alistaron para el regreso del vaquero.

Si los corsarios perseguían el navío La perla negra, los pistoleros tienen sus más y sus menos con los trenes, que, al igual que ocurrió con los buques de Piratas, fueron construidos a tamaño real, en su caso estilo siglo XIX, para dar credibilidad a la filmación, explicó Bruckheimer.

Verbinski, no obstante, insistió en que “hay miles de cosas que son únicas en esta historia, que la hacen diferente”.

80
añoshan pasado desde que El Llanero Solitario debutó en una radio de Detroit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario