jueves, 16 de mayo de 2013

Un ciclo de películas se inaugurará hoy a las 19:30 Drama, comedia y terror iraní llegan a la Cinemateca

Desde hoy la comedia, el terror y el drama de siete premiados filmes iraníes llegarán a la pantalla de la Cinemateca Boliviana. Las funciones serán a las 19:30.

La cinta que abre esta muestra, organizada por la Embajada de Irán en el país, es El canto de los gorriones, dirigida por Mayid Mayidi. La película, premiada con un Oso de Plata en el Festival de Berlín en 2008, es considerada por la crítica internacional como una de las obras fundamentales del cine de ese país.

Las proyecciones se realizarán hasta miércoles 22 de mayo y el ingreso es gratuito. “Mayidi ha ganado muchos premios y se caracteriza por su estilo innovador de hacer cine”, explicó Sajjad Rezazadeh, agregado cultural de la Embajada de Irán en Bolivia.

Esta cinta, en especial, revolucionó el cine iraní porque en ella el director trabaja con actores no profesionales. “Pese a ello Mayidi logró un reparto sólido, incluso muchos de los protagonistas ganaron premios por sus interpretaciones”, comentó.

El canto de los gorriones, otra de las películas en exhibición, narra la vida de Karim, un padre de familia que se ve obligado a dejar de lado el negocio rural de la cría de avestruces después que éstas se escapan.

El ciclo continuará el viernes con la proyección de Hayat, de Gholamreza Ramezani. Se trata de la historia de una niña de 12 años que pese a que tiene que cuidar a su hermana, hace todo para aprobar un difícil examen.

“Hace tres años este filme fue premiado en el Festival de El Cairo. Se caracteriza por mostrar la vida urbana de Irán”, dijo el agregado cultural.

El sábado se exhibirá Por mi hermana, de Hojatolah Seifi, filme que muestra la historia de una mujer que abandona a su hermano discapacitado en el metro.

La película fue estrenada en 2007. Se trata del séptimo filme dirigido por Seifi, quien fue premiado como director en el Festival iraní de Teherán, en 1995.

Para el domingo se tiene programado proyectar la cinta de terror Un motel en la nieve, de Said Soltani. “Se trata de una de las primeras películas de horror del cine iraní”, explicó Rezazadeh.

El lunes se exhibirá El anillo, de Kasem Masomi. El filme aborda la vida de un hombre que regresa después de 20 años a Irán y se reencuentra con su primer amor.

Al día siguiente los amantes del cine podrán ver la comedia Ecuación, de Ebrahim Vahidzadeh. Esta película “narra la vida de un niño que vive en un pueblo y hace esfuerzos para llegar a la ciudad e ingresar a una escuela”, comentó el diplomático. El filme fue premiado en el Festival Cine de El Cairo de 2004.

Finalmente, el miércoles se proyectará Tan lejos y tan cerca, de Reza MirKarimi, cinta que cuenta la historia de un doctor que deja su trabajo para cuidar a su hijo. “El trabajo de este director es muy destacado. Es uno de los mejores y ha ganado varios premios en festivales internacionales de Europa y Asia”, comentó Rezazadeh.

Punto de vista
Mauricio Souza Crítico de cineEl cine iraní es parte de una cinematografía muy premiada e importante. Es un país que tiene una cierta producción apreciable y anual. Tiene un lista de importantes directores e incluso algunos se consideran maestros del cine. El más famoso es Abbas Kiarostami, quien fue el director de la película El sabor de las cerezas. Se destaca también el director del filme Una separación, de Asghar Farhadi, quien arrasó hace dos años con los premios de cine más importantes del mundo.

Se trata de una gran cinematografía y funciona gracias al Estado y también por iniciativa propia de los cineastas iraníes. Es importante tener en cuenta que varios directores trabajan en condiciones de censura y acoso.

Por ejemplo, una de las mejores cintas del año pasado, titulada Esto no es una película, de Jafar Panahi, narra la vida de un director de cine al que se le ha prohibido por un periodo largo hacer cine y él se la ingenia para producir sus obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario