jueves, 16 de mayo de 2013

Descubriendo un fantástico universo:

El Reino Secreto, es el relato de una permanente batalla que se lidia entre las fuerzas del bien, que defienden la conservación de la naturaleza, y las fuerzas del mal, cuyo objetivo es destruirla. Cuando, por arte de magia, una adolescente se ve arrastrada hasta este recóndito universo, se une a un equipo, conformado por guerreros de élite y un conjunto de hilarantes y extraordinarios seres, para salvar su mundo… y el nuestro.

LOS INICIOS DEL FILME

La inspiración inicial para realizar El Reino Secreto le sobrevino a Wedge en 1998, cuando asistió a una exposición artística sobre pinturas centenarias que reproducían los intricados entornos que subsisten en el interior de los bosques. “En los cuadros había una mágica representación de diminutas civilizaciones que viven en los árboles y la maleza”, rememora Wedge. “Eran unos mundos magníficos, y pensé que ahí tenía que haber una película”.

Cuando Wedge terminó de trabajar en su aclamada película de animación Robots, su mente seguía imbuida de ideas para realizar un filme sobre un universo totalmente inadvertido. Simultáneamente, el escritor William Joyce, que había colaborado con Wedge en Robots, publicó el libro infantil The Leaf Men and the Brave Good Bugs, que describía una especie de guerreros samurái, los “LeafMen” (los Hombres Hoja), y una batalla entre las fuerzas de la vida y las fuerzas de la destrucción que se desarrollaba en el propio jardín de nuestra casa.

La vanguardista animación de Blue Sky Studios era la opción perfecta para dar vida a El Reino Secreto. “Hay algunos sitios a los que no puedes llegar si no es con animación”, señala Wedge. “Habíamos venido desarrollando nuestras habilidades técnicas y artísticas, y ahora disponíamos de la suficiente destreza técnica como para crear mundos enteros basados en el reino de la naturaleza. Pensé que podría sumergir al público –visual, intelectual y emocionalmente– en un universo al cual sólo podríamos acceder a través de la animación”.

El mundo que retrata El Reino Secreto, fusionando fantasía con elementos absolutamente reconocibles, es un bosque totalmente distinto a cualquier otro que hayamos visto antes: las minúsculas semillas de las plantas parecen rocas; las piedras adquieren el tamaño de montañas picudas; las flores son gigantescas y complejas; y una mariposa puede ser prácticamente una alfombra voladora.

Dentro de este universo, Wedge entremezcla espectaculares escenas bélicas con íntimas y emotivas interacciones de personajes, además de sazonar el relato con toques de humor, diversión y romance. A pesar de la maravillosa factoría visual de la película, que abre una nueva senda en el área de la animación en cuanto a espectacularidad, realismo, acción y aventura, no obstante, son los personajes de El Reino Secreto y los actores que los interpretan quienes tienen el protagonismo absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario