martes, 30 de octubre de 2012

Ugalde: “Yo creo que hacer cine es un privilegio de pocos”

Cristian Galaz y Andrea Ugalde llegaron a Bolivia para compartir la experiencia que tienen en cuanto a la realización de cine en el marco de la IX muestra de películas latinoamericanas que se desarrolla en la Cinemateca Boliviana. La pareja de directores expresó a EL DIARIO las perspectivas de un cine con nuevas propuestas y nuevos retos.

EL DIARIO (ED) ¿Hoy en día cuáles son los aspectos positivos y negativos para hacer cine en Latinoamérica?

Andrea Ugalde (AU): Yo creo que hacer cine es un privilegio pero, como todos lo privilegios, es de pocos. Entonces eso es muy complicado porque cuesta mucho hacer cine. Hay pocos fondos para estos proyectos en Latinoamérica, cuesta mucho salir con nuestras películas a países Latinoamericanos. Por un lado, es una enorme satisfacción poder hacerlo, pero hay muchas frustraciones en general porque tenemos muchos proyectos, ahora tenemos cinco y no sabemos cuándo los podamos ver o hacer.

ED: ¿Cuál es la situación de Chile?

El cine chileno está pasando por un momento en el que hay mucha diversidad, lo que es muy interesante. Ahora lo más complicado de hacer cine es llevar nuestras películas a otros países porque los mercados son muy pequeño y la inversión que se tiene que hacer en una película es muy grande. Entonces es muy difícil hacer una película y autofinanciarla es aún más difícil, los fondos son pocos y hay poca capacidad de los empresarios para aportar.

ED: ¿Pero existe alguna ley de apoyo?

AU: En Chile hay una ley de cine, pero es una ley que no se terminó de tramitar. Surgió una ley sin fondo, independientemente al Consejo Nacional de las Artes. Trabajamos mucho en una ley para crear un Instituto Nacional de Cine que tenga un fondo con presupuesto anual. Nosotros seguimos dependiendo de los fondos que otorga el Consejo de las Culturas y las Artes que son bastante menores.

ED: ¿Conocen la situación de otros países de Latinoamérica?

Cristián Galaz (CG): En Brasil y Argentina hay un fuerte apoyo. En el caso de Chile la ley nació sin presupuesto, lo que esperábamos que fuera una institución de apoyo real, se había convertido en una base pequeña, pero se trabajó y evolucionó con el tiempo. Todavía existe una situación precaria para los realizadores en Chile, pese a que pueden ganar, o no, un concurso. Todos los fondos en Chile son concursables, nadie te da fondos porque tengas una cara bonita, sino que tienes que tener un buen proyecto y postularlo frente a cientos, a veces miles, de proyectos y queda muy poco.

ED: ¿Cuál es la perspectiva del cine en Latinoamérica? ¿Se pueden apreciar cambios?

(CG): Sí, existe un cambio. En Chile creo que se ha perdido un poco el miedo a hacer cine, a las temáticas. Hay una gran diversidad en el cine actual. Por otro lado, se empiezan a ver las debilidades. Las más profundas se ven en la capacidad de escribir un buen guión, tener buenos guiones.

ED: ¿Cuál será el eje de estos encuentros con el público boliviano?

CG: Nosotros queremos tener una conversación y, ojalá, un intercambio con la gente que estudia cine acá. Nosotros hablaremos de nuestras experiencias, porque hemos trabajado varias vetas el cine y sobre todo buscamos trabajar con los géneros. En ese sentido, hemos trabajado con cine de autor y tenemos una experiencia distinta. Aunque a veces también buscamos llegar a un público masivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario