martes, 13 de diciembre de 2011

Trapero filmará “Elefante Blanco” en Bolivia

El director argentino Pablo Trapero ha comenzado el rodaje de su próxima película, "Elefante Blanco", una historia de amor, drama, compromiso y justicia protagonizada por Ricardo Darín y producida por Morena Films.

La cinta, en la que junto a Darín participan Martina Gussman y el belga Jereme Renier, narra la relación de amistad entre dos curas que tras sobrevivir a un intento de asesinato durante su trabajo en Centroamérica se instalan en un barrio de Buenos Aires para desarrollar su apostolado y labor social, ha informado la productora de la película.

Argentina y Bolivia serán los escenarios de rodaje de "Elefante Blanco", cuya fase de postproducción se desarrollará en España y que cuenta con un presupuesto de casi 4 millones de euros (5,3 millones de dólares).

El director de “Carancho” y “El bonaerense” se encuentra en pleno rodaje de “Elefante blanco” (antes conocida como “Villa”), que espera estrenar en el Festival Internacional de Cine de Cannes 2012.

La filmación se lleva a cabo durante siete semanas en Buenos Aires para completar con dos semanas más en locaciones de Bolivia.

Trapero repite con la dupla Darín-Gussman, pero suma a Renier, actor-fetiche de los hermanos Dardenne (trabajó en “La promesa”, “El niño”, “El silencio de Lorna” y “Le gamin au vélo”).

Otra novedad es que esta vez no cuenta con coproductores franceses, coreanos o brasileños sino con financiación española, por parte de la empresa Morena Films. La parte argentina, como siempre, es de su compañía Matanza y de Patagonik.

SINOPSIS El inicio de esta historia encuentra a Gerónimo (Jereme Renier) de 45 años devastado, el proyecto en la selva en que trabajaba ha fracasado y fuerzas parapoliciales asesinaron a parte de su equipo.

Julián (Ricardo Darín) de 50 años viaja para rescatarlo. Son amigos, pero hace tiempo que no se ven y Julián le ofrece viajar con él a Argentina e integrarse a su proyecto en una villa de emergencia, ante lo cual, Gerónimo acepta.

SACERDOTES Julián y Gerónimo son sacerdotes de la Iglesia católica. Julián es uno de los referentes de la pastoral de villas de la provincia de Buenos Aires, una organización de la Iglesia católica que nuclea a los sacerdotes que eligen vivir entre los pobres. Gerónimo ha dedicado su vida a misionar y trabajar en las zonas más extremas del tercer mundo, por lo que es un ejemplo de trabajo y lucha contra la pobreza, a igual que Julián.

Aunque sus caminos han sido distintos, ahora se encuentran trabajando juntos en la Villa Virgen, un enorme asentamiento en el Conurbano Bonaerense, donde las condiciones de hacinamiento y violencia crecen día a día. Mientras Gerónimo se recupera de su salud se pregunta si la Iglesia católica es el mejor lugar para contener las necesidades de la gente del barrio. Julián intenta llevar adelante las transformaciones de otro modo, a través de la política.

UNA MUJER Entre ambos, una mujer, Luciana (Martina Gussman) de 35 años, abogada y atea. Al principio, es una importante colaboradora de Julián, pero con el correr del relato se irá acercando a Gerónimo, acrecentando las dudas y cuestionamientos que él empieza a tener con la fe católica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario