viernes, 9 de septiembre de 2011

Mel Gibson regresa en la doble vida de Walter

Walter Black lo perdió todo, pero pronto encontrará su voz.

La película, originalmente titulada The Beaver, es presentada en los países de habla hispana con los títulos: El Castor, Mi otro yo, y para nuestro medio bajo el título de La doble vida de Walter. Cuenta con la participación de Mel Gibson en el papel protagónico y Jodie Foster, quien también dirigió el filme de drama-comedia.
Soy el castor, vengo a salvar tu maldita vida. Walter Black es un triunfador ejecutivo en una fábrica de juguetes, hasta que un día sus problemas personales terminan por sumirlo en la más profunda depresión y lo único que hace es dormir todo el día. Solo y aislado de su familia, se encuentra al borde de un fallido intento de suicidio y es cuando encuentra a un personaje que le cambiará la vida: la marioneta de un castor.
Así, con el castor apoderado de su mano izquierda, Walter es testigo de cómo el muñeco literalmente lo maneja. Poco a poco va recuperando la autoestima y el ingenio en los negocios.
Un nuevo comienzo. Un día, llega a la empresa de su padre y deja que el muñeco diga: “Walter acaba de renunciar y me ha puesto al mando”, ante el asombro de todos. Es así que Walter y su encontrado álter ego se convierten en una dupla ganadora, pues el “Señor Castor”, el nuevo juguete, no para de venderse.
El retorno de Mel Gibson a la pantalla grande con un filme que aprovecha la comicidad del argumento es una opción más que interesante. Dejar hablar al “otro yo” interior parece una buena fórmula.

Mel Gibson

Después de una exitosa carrera como actor de cine y un aplaudido reconocimiento como director, Mel Gibson demuestra que continúa vigente. Esta película lo demuestra.

Habla el castor

“La persona que le dio esto está con un muñeco recetado para crear distancia psicológica entre él y los rasgos negativos de su personalidad”, dice una tarjeta que la esposa de Walter lee sorprendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario