jueves, 25 de agosto de 2011

“Una cuestión de fe” retrata el cine nacional de 3 décadas

Ofreciendo un completo panorama del séptimo arte nacional de las décadas recientes, “Una cuestión de fe. Historia (y) crítica del cine boliviano de los últimos 30 años (1980-2010)”, libro de los periodistas culturales Santiago Espinoza Antezana y Andrés Laguna Tapia, será presentado, hoy a las 19:30 horas, en el Hotel Cochabamba (plaza de La Recoleta).

La presentación y los comentarios de la obra estarán a cargo de la productora de cine y gestora cultural Alba Balderrama, y del periodista cultural Sergio de la Zerda, quienes acompañarán a los autores del estudio.

“Una cuestión de fe”, realizado y publicado gracias a una beca de la Comisión de Fomento a la Cultura de la Fundación Herrmann, y editado bajo el sello de Editorial Nuevo Milenio, propone una aproximación a la filmografía nacional de las últimas tres décadas orientada a promover el conocimiento y la valoración del cine boliviano contemporáneo.

El libro ya fue presentado en el marco de la 16ava Feria Internacional del Libro de La Paz, el pasado 13 de agosto, en un acto en el que participaron el cineasta Marcos Loayza y el crítico de cine Pedro Susz. Paralelamente, la Editorial Nuevo Milenio ya ha comenzado el trabajo de distribución en las principales librerías de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, donde el volumen ya se halla a la venta.

Con esta publicación, los autores -periodistas y críticos de cine cochabambinos- pretenden complementar su anterior trabajo, “El cine de la nación clandestina. Aproximación a la producción cinematográfica boliviana de los últimos 25 años (1983-2008)”, en un esfuerzo por cubrir el vacío bibliográfico sobre el audiovisual boliviano reciente.

A decir de Espinoza y Laguna, “Una cuestión de fe” se plantea como un ejercicio de continuidad con su anterior libro, y tomando prestado el título de otra obra paradigmática de la cinematografía boliviana de los últimos 30 años, ensancha su periodo de análisis para ofrecer datos sometidos a un proceso de actualización y revisión mucho más riguroso.

“El libro incorpora apartados introductorios para cada una de las tres décadas abordadas, en los que la revisión histórica no se reduce a la cinematografía boliviana, sino que se inserta en una descripción contextual mucho más amplia, con datos y reflexiones de índole política, social, económica, cultural y tecnológica”, apuntan los autores.

Espinoza y Laguna precisan que otra de las cualidades de este trabajo es que se ha permitido un acompañamiento gráfico mucho más amplio y cuidado que el del anterior libro, con más de 40 imágenes a color (entre afiches y fotogramas) de cintas nacionales estrenadas en los últimos 30 años.

Consideran que la idea de producir un libro ilustrado sobre el cine nacional contemporáneo obedece a la necesidad de facilitar la identificación visual de las obras y, de alguna manera, promover una lectura paralela de sus propuestas gráficas.

“Las imágenes del libro aportan, al igual que las fichas técnicas incluidas, información y elementos de análisis para el lector; pero, además, sirven como un recurso complementario de apreciación estética de nuestro cine. De hecho, nos hemos dado el ‘lujo’ de que el arte de la tapa del libro lo haya realizado el reconocido dibujante y cineasta boliviano, Jesús Pérez”, destacan.

La crítica, registro privilegiado

Espinoza y Laguna sostienen que si hay alguna característica particularmente distintiva de este libro, es que se sirve de la crítica de algunas de las películas estrenadas entre 1980 y 2010 como una herramienta más de descripción, interpretación y valoración del cine boliviano contemporáneo.

“Una cuestión de fe” contiene textos abocados a diseccionar individualmente las cintas nacionales lanzadas durante los últimos años, evitando las siempre peligrosas prácticas de generalización y encasillamiento de las obras, pero sin dejar de reconocer su espacio en el más amplio espectro filmográfico boliviano e internacional, indican.

“Esta opción habla de nuestro convencimiento de que la crítica cinematográfica es un registro privilegiado para mirar y evaluar el cine desde una perspectiva coyuntural, pero también en una perspectiva más histórica”, concluyen.

AUTORES Santiago Espinoza Antezana y Andrés Laguna Tapia son periodistas culturales y críticos de cine cochabambinos. Ambos son editores del suplemento cultural Ramona, que circula dominicalmente con el diario OPINIÓN.

“Una cuestión de fe. Historia (y) crítica del cine boliviano de los últimos 30 años (1980-2010)”, escrito y publicado gracias a una beca la Comisión de Fomento a la Cultura de la Fundación Herrmann y editado por Nuevo Milenio, es su segundo libro, tras “El cine de la nación clandestina. Aproximación a la producción cinematográfica boliviana de los últimos 25 años (1983-2008)”, realizado tras ganar los fondos concursables para investigaciones sobre arte de la Fundación Fautapo y editado por Gente Común en 2009.

En 2010, Espinoza y Laguna fueron merecedores, junto a Sergio de la Zerda, de la Medalla “Huáscar Cajías”, del Premio Nacional de Periodismo, que reconoce a los profesionales en periodismo boliviano de las nuevas generaciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario