miércoles, 24 de agosto de 2011

Improvisaciones en el cine

Detrás de algunas de las frases y escenas más míticas de la historia del cine no estaban ingeniosos guionistas. Los propios actores son en muchas ocasiones los autores de esas frases que se nos han quedado grabadas en la memoria. Un poco de improvisación y un buen conocimiento del personaje son claves para que los actores le den ese toque personal, que muchas veces marca la diferencia.

Aquí van algunos ejemplos que ha pasado a formar parte de la historia del cine y muestran que el poder de la improvisación no tiene límites.

EL RESPLANDOR Jack Nicholson se inspiró en �El tonight show con Johnny Carson�, un programa de la televisión estadounidense, para pronunciar la legendaria "Aquí está Johnny" de �El resplandor�. La frase, al contrario de lo que mucha gente piensa, no estaba en el guión.

LA NARANJA MECÁNICA Ésta es una de las improvisaciones que más nos ha sorprendido. A Malcolm McDowell, el actor que interpreta el personaje del antihéroe Alex, no se le ocurrió otra cosa que cantar �Singing in the rain� mientras le pegaba una paliza a un matrimonio. El resultado: simplemente genial.

BLADE RUNNER El actor Rutger Hauer dejó al equipo de la película sin habla cuando añadió a "todos esos momentos se perderán en el tiempo" la coletilla "como lágrimas en la lluvia" convirtiéndola en un de las frases más famosas del cine.

EL INDOMABLE Robin Williams y Matt Damon nos dan una clase magistral en la escena en la que Williams hace reír a su paciente contándole que su mujer solía tirarse muchos pedos mientras estaba dormida.

No es que las risas que se echan sean muy naturales, es que son reales.

TIBURÓN La mítica frase de "Creo que vas a necesitar un barco más grande" —cuando Martin, interpretado por Roy Scheider, ve acercarse al animal— fue pura improvisación y ha sido votada como la 35 mejor frase de la historia del cine por el Instituto del Cine Americano.

EL CABALLERO OSCURO En el guión estaba previsto que Heath Ledger vestido de enfermera se parara cuando acababa la explosión, pero todos los gestos que la han convertido en una de las escenas más recordadas de �Batman� fueron por obra y gracia del talento del actor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario