lunes, 6 de junio de 2011

‘Los viejos’ de Boulocq se estrena en el país el jueves

La nueva producción del cineasta cochabambino Martín Boulocq se proyectará a nivel nacional a partir del jueves 9 de junio. El cineasta ofrece una historia de amores, encuentros y transición marcada por la historia.

El filme se centra en la historia de dos primos, Toño y Ana, que se reencuentran tras años de separación. Durante su reunión los personajes, interpretados por Andrea Camponovo y Roberto Guilhon, buscan recuperar el gran amor que experimentaron en su tiempo.

La premier de la cinta se realizará el miércoles 8 de junio en la Cinemateca Boliviana a partir de las 20.00. A nivel nacional el filme se estrenará el 9 de junio en las principales salas del país, incluyendo Tarija donde se realizó el rodaje de la producción.

La historia se desarrolla en el área rural de Tarija durante el otoño. “Quería que el mismo escenario mostrara el cambio que experimentan los personajes”, explicó el cineasta. Boulocq indicó que en este filme los diálogos son menos importantes que los silencios, la música y la naturaleza.

La banda sonora está formada por una serie de coplas del sur de Bolivia interpretadas a capela por un niño de siete años y canciones “chicha pop” de la agrupación cochabambina Los Ronisch.

A diferencia de sus anteriores producciones, el guión de Los viejos contiene poco diálogo. “Quiero ofrecer al público nacional una nueva forma de contar una historia en la que los silencios y las imágenes son más útiles para mostrar la trama”, agregó.

La cinta está basada libremente en un cuento de Rodrigo Asbún, quien también colaboró con Boulocq en la elaboración del guión. La producción, en total, tomó cuatro años de trabajo desde la preproducción.

Uno de los motivos de la tardanza era la necesidad de filmar en otoño. Eso supuso un proceso de espera para iniciar el rodaje.
La transición entre verano y primavera, visible en el color de las hojas de los viñedos, refleja las sensaciones de los protagonistas. “Los personajes sienten que hay algo muerto dentro de ellos, por ello busqué filmar en otoño”, expresó.

Así mismo, Boulocq confesó que dejó “madurar” la cinta durante un tiempo para ofrecer una visión más adulta de su obra.“Creo que mis anteriores trabajos fueron, en realidad, ensayos. Se podría decir que ésta es mi verdadera ópera prima y la dejé añejar, como un buen vino”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario