miércoles, 8 de junio de 2011

14 realizadores del país deben al Conacine más de $us 1,5 millones

Catorce cineastas que recibieron préstamos del Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC), dependiente del Consejo Nacional del Cine (Conacine), deben en total más de 1,5 millones de dólares desde hace 11 años. La mayoría estrenó sus producciones pero no devolvió el dinero, hay dos que no presentaron sus realizaciones y tampoco devolvieron lo adeudado, según un estado cuentas del 30 de abril pasado.

Este medio quiso conocer qué mecanismos establece la Ley de Cine para gestionar la devolución de los créditos; pero el nuevo director del Conacine, Demetrio Nina, no quiso hablar y los asesores legales del Ministerio de Culturas (que preside el directorio del Conacine), dijeron que no estaban autorizados.

El FFC, por determinación de la Ley del Cine, es un fondo destinado a incentivar la producción fílmica en el país, el dinero debe ser devuelto una vez estrenada la película y cada proyecto debe probar que obtendrá retorno financiero.

Sin embargo, los deudores de piezas ya estrenadas como “Los Andes no creen en Dios” (Cinema Ventura), “Quién mató a la llamita blanca” (Roberto Lanza) o American Visa (Felipe Galdo) no reembolsaron ningún porcentaje al FFC.

También está el caso de filmes que figuran como no realizados como “Hombre llorando”, de Ariel Gamboa, y “No le digas”, de Mela Márquez.

Gamboa no pudo ser localizado ni por teléfono ni por Internet y se desconoce el estado de su filme. Márquez, actual directora ejecutiva de la Cinemateca, señaló desde La Paz que su película está terminada, pero que le faltan 60.000 dólares para la fase de laboratorio. “La película cuesta 650.000 dólares, me presté 150.000, vendí mi casa en Italia, tuve problemas y perdí el financiamiento. Por mis medios la estoy terminando, en Bolivia cuesta como cinco o seis casas hacer cine”, dijo molesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario