lunes, 28 de febrero de 2011

Brillo, mucho rojo y poco negro

El rojo y los tejidos brillantes triunfaron este año en la alfombra roja de los Óscar que se celebraron ayer en Los Ángeles, en la que el negro se difuminó y los diseños con toques vintage marcaron la pauta de la elegancia.

Las actrices este año optaron por un estilo más clásico y poco adorno. El rojo, en sus distintas gamas, fue uno de los colores de la noche, con Penélope Cruz a la cabeza, Sandra Bullock, Jennifer Lawrence y Anne Hathaway, la presentadora.

Lawrence (Winter's Bone) dejó deslumbrada a la audiencia con un modelo de Francisco Acosta liso con tirantes.

Cruz, semanas después de dar a luz, lució tipo con un vestido granate con lentejuelas y un gran escote L'Wren Scott, que acompañó con joyas de la casa Chopard. Sandra Bullock, con un vestido rojo de Vera Wang y Hathaway hizo su aparición con un espectacular vestido rojo de Valentino.

Una de las estrellas de la noche, Natalie Portman, lució un vestido drapeado de chiffon de seda burdeos con cristales de Swarovski de la firma Rodarte amplio para disimular su incipiente embarazo.

Gwyneth Paltrow, fue alabada por la comentarista de moda Giuliana Rancic, por su elección de un vestido plateado con marcas de agua de Calvin Klein, con un escote abierto que se ajustaba perfectamente a su silueta.

En los mismos tonos Halley Berry lució un impresionante vestido con pedrería.

Nicole Kidman no estuvo tan acertada con su modelo blanco con cortes desiguales, bordado en hilos plateados, que no le hacían justicia a su figura.

“Bitiful”, otra latina sin corona

La producción danesa "In a Better World" arrebató anoche a "Biutiful", cinta mexicana dirigida por Alejandro González Iñárritu, la estatuilla de mejor película extranjera.

La película latinoamericana se quedó sin este premio, al igual que otras siete candidatas aztecas, como “Amores perros” o “El crimen del padre Amaro”, que a lo largo de la historia de esos galardones han intentado sin éxito el asalto al Premio Oscar.



Saldan deuda con Toy Story

La producción de Disney/Pixar "Toy Story 3" se alzó con la estatuilla a la mejor película de animación.

La Academia salda así su deuda con la emblemática saga que, por extraño que parezca, no contaba con un Oscar de animación pese a haber dado inicio a una nueva forma de hacer películas de dibujos.

Cuando se estrenaron "Toy Story" (1995) y "Toy Story 2" en (1999) no se había creado aún esa categoría específica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario