viernes, 10 de diciembre de 2010

“También la lluvia” se estrena en festival de cine de Nueva York

La cineasta Icíar Bollaín, directora de "También la lluvia" -la apuesta de España en la carrera hacia los Óscar-, pronosticó ayer que 2011 va a ser "un año duro" para el cine español debido a la reducción de ayudas públicas. "En 2011 veremos que la crisis afecta por igual a todo tipo de empresarios, también a los del cine, así que seguramente habrá menos películas españolas", dijo Bollaín en Nueva York, donde participó en la presentación del ciclo "Spanish Cinema Now", de la Sociedad Cinematográfica del Centro Lincoln.
La directora, que mañana presentará su filme "También la lluvia", rodado en Bolivia, en el primer día de la XIX edición de esa muestra, reconoció que, "pese a que sigue habiendo mucha producción española, 2011 va a ser un año difícil para el sector debido a la reducción de las ayudas".
La realizadora se refirió así a los cambios introducidos en la Ley del Cine española, en la que se establece una redistribución de ayudas públicas al cine, además de un recorte general debido a la crisis.
"Se ha reducido el fondo de ayudas así como la participación de las televisiones. El objetivo que se marcó el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA) fue reducir las películas y lo va a conseguir. Espero que las que se hagan se puedan hacer en condiciones y con suficiente presupuesto", indicó. La directora, quien cree que "estamos ante un par de años difíciles y hay que aguantar", añadió: "En principio, no es malo que se hagan menos películas, porque no tenemos un mercado tan grande. Si las que se hacen se pueden cuidar más, estupendo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario