jueves, 9 de septiembre de 2010

El MegaCenter garantiza seguridad frente a tres denuncias de asaltos

La sobrina (15) de Magaly fue asaltada por dos muchachos quienes se le acercaron cuando, junto a su prima, estaba cerca del parqueo del MegaCenter. Uno de ellos la empujó, le quitó su mochila y ambos escaparon tras amenazarles con seguirles si denunciaban el hecho.

A este robo, ocurrido los primeros días de agosto, se suman otras dos denuncias que llegaron a redacción de La Razón acerca de asaltos a adolescentes al ingresar a los parqueos del citado complejo ubicado en Irpavi. En los otros casos, a una pareja de varones y a una joven les arrebataron sus celulares y les amenazaron con golpearlos o perseguirlos si avisaban lo sucedido.

Frente a estas denuncias, la gerencia del MegaCenter negó la existencia de hechos delictivos en todo el complejo y garantizó la integridad física de los clientes con el trabajo diario de 39 guardias de seguridad privada y el control de 132 cámaras emplazadas por todo el lugar.

“Me suena extraño y reclamo por eso. MegaCenter es una empresa que da seguridad interna. Los guardias están en todo el interior y también en los parqueos. Me sorprende mucho que la gente no haya venido a reclamar que alguien ha sido asaltado”, dijo el administrador del MegaCenter La Paz, Daniel Rodrigo.

Una llamada de una ama de casa a La Razón el 13 de agosto alertó sobre uno de los casos. Contó que un chico mayor que su hija, de 13 años, se le acercó al ingresar al parqueo y le obligó a darle su celular. La mujer resguardó su identidad porque indicó que tenía miedo y que por eso tampoco fue a la Policía a presentar la denuncia.

Recorrido. El supervisor de la empresa de seguridad Watch Hawk, que estaba de turno el viernes 3 de septiembre, y que no dio su nombre por seguridad, llevó a La Razón a realizar un recorrido por todo el complejo. “Tenemos personal que se queda en un lugar y tiene la visión de todo el centro y otro que circula por los pasillos. No tenemos ni un caso de robo aquí”, informó el encargado.

Al llegar a la planta baja, al entrar al estacionamiento y al lado de una gradería mecánica que conecta con el hipermercado Ketal, lugar donde presuntamente ocurrieron los asaltos, el supervisor afirmó que este espacio generalmente está lleno de personas. “Las jovencitas no tendrían por qué ir hacia los parqueos porque no vienen en vehículos y para entrar al supermercado hay estas escaleras donde siempre hay personas que circulan”, manifestó.

Justamente en ese lugar, otra adolescente de 13 años fue víctima de otro asalto. Una joven, a la cual minutos antes vio en el baño, le quitó su celular y luego la amenazó, según contó su padre. En este caso tampoco se hizo una denuncia del caso.

Joaquín Lima, el supervisor de la empresa de seguridad Radar, que se encarga del control en los cinco pisos destinados a parqueo, negó enfáticamente que se hayan producido asaltos en ese ambiente. “No tenemos ni un caso registrado en nuestro libro de novedades. Nosotros hacemos una vigilancia constante”, señaló.

Agregó que hace un tiempo atrás dos niñas se perdieron en los parqueos y no pudieron regresar a la plaza de comidas, pero el personal de seguridad las llevó y fueron entregadas a sus padres. El administrador del MegaCenter pidió a la gente que si es que sufre un robo avise de inmediato al personal de seguridad.

La policía no tiene casos reportados

-El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la zona Sur de La Paz, coronel Dorian Angles, aseveró que a su despacho no llegó ninguna denuncia sobre asaltos u otro tipo de delitos en el MegaCenter.

-El administrador del MegaCenter de La Paz, Daniel Rodrigo, contó que hace tiempo se presentó sólo un intento de hurto en una tienda de ropa, dentro del complejo. A través de las cámaras de seguridad, se logró identificar al hombre que había sustraído una cartera. Fue detenido.

Los tres casos

Ama de casa
‘Se acercó un chico y le quitó su celular’
“Mi hija tiene 13 años. Una tarde fue con sus dos amigas a ver una película. Ella despachó a sus compañeras y entró otra vez a esperarme porque tenía que ir a recogerla. Me contó que fue hacia los parqueos para pasear y justo al entrar se le acercó un chico mayor que ella y le obligó a que le entregue su celular porque le amenazó con golpearla. Mi hija se lo tuvo que dar y él escapó. No hice la denuncia a la Policía porque nos dio miedo. Lo dejamos así”.

Magaly
‘A mi sobrina le arrebataron su mochila’
“Ella (de 15 años) salía de haber comido en el MegaCenter con mi hija, se acercaron a un lugar donde se hicieron sacar fotos, pagaron y se dirigían hacia el supermercado Ketal, pero por el parqueo aparecieron dos chicos. Primero las molestaron y después uno de ellos empujó a mi sobrina, le quitó la mochila y las amenazaron con seguirlas si decían algo. Ellas no hicieron nada porque estaban asustadas. No fuimos a la Policía porque es mucho trámite”.

Oswaldo
‘Le robaron su celular cuando iba al parqueo’
“Luego de haber comido con sus amigas, mi hija (de 13 años) ingresó al baño. Cuando se lavaba las manos había una chica mirándola, ella no le dio importancia y fue con sus amigas. Un poco más tarde, salió sola de la plaza de comidas porque sus amigas se fueron directo al gimnasio y cerca de los parqueos la muchacha que vio en el baño se le acercó, la empujó, le quiso golpear y le dijo que le dé su celular. Mi hija se lo tuvo que dar y esa chica se fue amenazándola”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario