martes, 6 de abril de 2010

Comenzó rodaje de primer filme del oeste en Bolivia

En los Yungas paceños empezó ayer la filmación de Blackthorn, la primera película del Oeste ambientada en Bolivia que cuenta el paso de los pistoleros Butch Cassidy y Sundance Kid por el país. La coproducción boliviano española tendrá como protagonistas a los artistas internacionales Magaly Solier, Sam Shepard y Edmundo Nogales, y a los bolivianos Christian Mercado, Éricka Andia y Claudio Coronel.

“Muchos caballos, mucho galope, mucha persecución, tiroteos al clásico estilo de las películas del Oeste”, así la define el coproductor del filme, Paolo Agazzi, quien juntamente con la productora española Aiete Ariane llevan adelante el rodaje de la cinta que podría estrenarse a principios de 2011.

Agazzi confirmó a La Prensa que solamente la producción de Blackthorn, del director Mateo Gil, en el país —donde la película se filmará en su totalidad— es de 900.000 dólares, capital aportado por España, mientras que la contraparte será puesta por Bolivia, lo que abarcará servicios y toda la parte logística.

El filme está basado en un hecho real, la historia de Butch Cassidy y Sundance Kid, los bandoleros más grandes de la historia del Oeste americano que asaltaron cuantiosas cantidades de dinero en los EEUU, Chile, Argentina y Bolivia.

En 1916, los dos pistoleros se dirigieron a Tupiza (Potosí), atraídos por las actividades mineras, donde planearon robar un banco. La mañana del 3 de noviembre, Carlos Peró, administrador de la Compañía Aramayo, partió de Tupiza hacia Quechisla llevando 90 mil dólares, el sueldo de los trabajadores, y fue asaltado por los bandoleros, quienes después del atraco huyeron a San Vicente, población minera donde murieron en un tiroteo con el Ejército boliviano.

Según las investigaciones de Daniel Buck, los bandoleros fueron enterrados en el cementerio de San Vicente con una sola inscripción en la tumba que indicaba: “Desconocidos”. Anteriormente se montó un filme similar en Hollywood con las actuaciones de Robert Redford y Paul Newman.

La nueva producción describirá la presunta muerte de Butch Cassidy (Sam Shepard), pero con un tinte diferente. Blackthorn es el apellido falso que adopta el personaje principal para seguir viviendo sin sobresaltos.

El coproductor califica a la película como una serie de ficción que parte de la especulación, pues muchos aseguraban que Butch Cassidy no murió en la mina San Vicente y que huyó.

También se contaba que después de vivir 15 años en Bolivia, donde criaba caballos, retornó a Estados Unidos. Pero antes conoció a su compañera, una indígena, interpretada por Magaly Solier (Perú) y a un ingeniero de minas (Eduardo Noriega, España).

El rodaje durará nueve semanas en locaciones de Yungas, Pulacayo y Uyuni. Cabe destacar que parte del vestuario fue traído de España y muchas otras prendas se confeccionaron en Bolivia. Además, los actores tuvieron que pasar clases de equitación por 15 días.

El vestuario llegó desde España, pero también se hizo en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario